Ir a contenido

JUSTICIA INTERNACIONAL

El Comité de Derechos Humanos de la ONU registra la demanda de Puigdemont

El organismo, con sede en Ginebra, da ahora seis meses al Gobierno de Rajoy para que haga alegaciones

Varias personas protestan frente a la cárcel de Neumunster, Alemania.

Varias personas protestan frente a la cárcel de Neumunster, Alemania. / SRDJAN SUKI (EFE)

El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha registrado la demanda del 'expresident' Carles Puigdemont contra la "vulneración" de sus derechos políticos en España.

Según un comunicado, el comité de las Naciones Unidas entró la demanda este lunes, mientras Puigdemont comparecía ante las autoridades alemanas tras ser detenido el domingo.

El organismo, con sede en Ginebra, ha registrado la petición realizada por la abogada internacional del 'expresident', Rachel Lindon, que denunciaba la vulneración de sus derechos a presentarse a cargos públicos (artículo 25 del Convenio de Derechos Civiles y Políticos), su derecho a la asociación política (artículo 22) y su derecho a la expresión política pacífica (artículo 19). Sin embargo, este paso no implica que haya sido admitida a trámite, informa Efe.

Para ser admitida, se deben dar antes dos pasos más, según ha explicado una portavoz del organismo. La secretaría del comité ha informado a España del registro de la queja y ahora el Gobierno de Mariano Rajoy tiene seis meses para contestar. Después de que se haya cumplimientado este trámite, el comité trasladará las alegaciones a la abogada de Puigdemont y ambos, el demandante (el 'expresident) y el demandado (España) podrán hacer comentarios al respecto. Tras este proceso, que puede durar meses, el comité se reunirá para estudiar la posible admisión a trámite de la demanda, algo que "puede demorarse entre dos y cinco años", según la portavoz.

Procesos en paralelo

Una vez se decida la admisión, se anunciará si el caso se abandona o se prosigue con el estudio del contenido de la demanda. En algunos casos, el comité opta por estudiar al mismo tiempo la admisión formal y "los méritos", es decir, la sustancia de la queja y si se han violado o no los derechos del demandante.

La decisión de la ONU se suma al dictamen de la semana pasada sobre el excandidato a la investidura Jordi Sànchez, si bien entonces, además de admitir a trámite la demanda, dictaminó unas medidas cautelares y advirtió a España de que debía garantizar los derechos políticos del también expresidente de la ANC.