Ir a contenido

FERIA DE ARTE CONTEMPORÁNEO

ARCO exhibe su "ridículo"

Ifema pide disculpas por la retirada de la obra 'Presos políticos' y el Gobierno ensalza la libertad de expresión

La galería que acogía la pieza de Santiago Sierra la sustituye por otra entre las críticas de los expositores

Olga Pereda

Luis Calvo, teniente de alcalde de Madrid, explica cómo Ifema se ha disculpado en un comunicado tras la retirada de la obra Presos políticos. / EFE VÍDEO

“Todos han hecho el ridículo en ARCO. Y yo, la primera”. La veterana galerista alemana residente en España Helga de Alvear entona el 'mea culpa' tras el maremoto ocurrido con la obra censurada ‘Presos políticos en la España contemporánea’, que incluía fotografías pixeladas de Oriol Junqueras Jordi Sànchez, encarcelados por la causa que investiga el 'procés'. Clemente González Soler, presidente de Ifema (parque ferial madrileño que acoge la muestra de Arte Contemporáneo) llamó a la galerista y le pidió que retirara la polémica pieza, cosa que ella hizo sin pestañear. “No pasa nada. Solo es una obra. Pondremos otra cosa”, aseguró De Alvear mientras el artista Santiago Sierra, madrileño de 52 años que siempre ha usado la provocación como materia de trabajo, se subía por las paredes y acusaba a Ifema de “censurar” su obra. Al director de ARCO, Carlos Urroz, no le gustó nada la decisión de la presidencia del parque ferial, pero vino a decir que él tenía las manos atadas.

La galerista De Alvear retiró la pieza de Sierra -que tenía un precio de 80.000 euros y ya ha encontrado quien la compre- y colocó en su lugar un conjunto del artista alemán Thomas Ruff: fotografías de objetos, tuberías y otro tipo de maquinaria industrial, anodinas imágenes con las que ningún colectivo se habrá sentido ofendido.

Ni mala fe ni censura

Tras el maremoto político y artístico (es la primera vez en 37 años de historia que una obra es retirada a petición del parque ferial) la presidencia de Ifema ha pedido “sinceras disculpas” a la galería por la “controversia”. En un comunicado dejan claro que por su parte no ha habido mala fe ni ánimo de censurar. “Aceptamos las críticas y comprendemos que debemos evitar en el futuro cualquier circunstancia de esta naturaleza”, han asegurado al mismo tiempo que han dejado claro que es el comité organizador de ARCO el único competente para evaluar los contenidos. Efectivamente, la feria de arte es la que admite o deniega la presencia en la feria de las galerías, que pagan un generoso alquiler por el espacio cedido. Sin embargo, cada galería es libre de exponer lo que quiera.

Obra de la artista canaria Concha Jerez expuesta en ARCO /JOSÉ LUIS ROCA

No todos en Ifema apostaban por retirar ‘Presos políticos en la España contemporánea’. El parque ferial está representado por la Comunidad de Madrid (PP), el Ayuntamiento (en la órbita podemista y liderado por la independiente Manuela Carmena) y la Cámara de comercio. Solo el ayuntamiento votó en contra de pedir la retirada de la pieza de Sierra. De hecho, a modo de protesta, Manuela Carmena no ha estado presente esta mañana en la inauguración oficial de ARCO, donde los Reyes han realizado el circuito habitual de cada año. Eso sí, han evitado la pared que albergaba la obra de Sierra.

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, en ARCO / AJOSÉ LUIS ROCA

Con una mordaza

En ese panel, en el que esta mañana ya lucía el trabajo fotográfico de Thomas Ruff, la que sí ha querido estar es la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, que se ha puesto una mordaza en la boca y una camiseta en la que se leía “No somos delito”.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no ha acudido para expresar su disconformidad  la retirada de la obra ‘Presos políticos’ de Santiago Sierra. / ATLAS VÍDEO

La decisión de Ifema ha causado estupor no solo en la órbita de los partidos de izquierda sino en las propias filas del Gobierno. El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ha enarbolado la bandera de la libertad de expresión en todos los ámbitos, especialmente en el cultural. En su opinión, la controversia generada ha demostrado que “el remedio ha sido peor que la enfermedad”. Incluso, el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha dejado claro que “el arte siempre es arte y ha de ser respetado”. El PSOE se ha mostrado en contra de la retirada, a pesar de que el miércoles tuvo una postura mucho más tibia. Mientras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha calificado la retirada de “error”.

El comprador

Después de las disculpas de Ifema, la galerista De Alvear no se mostraba muy partidaria de recular y volver a mostrar la obra de Sierra en el estand. “Que venga Ifema y la cuelgue si quiere”, ha dicho con tono entre irónico y cansado. La pieza, sin embargo, ya no es suya. Fue comprada el mismo miércoles por uno de los socios fundadores de Mediapro, Tatxo Benet. “Es intolerable que la hayan retirado de ARCO”, ha sentenciado.

Si Ifema sale tocada del 'expediente Sierra' no lo hace menos la galerista De Alvear, que lleva presente en ARCO desde sus inicios. Todos los expositores consultados por EL PERIÓDICO dejan claro que ellos no hubieran consentido semejante censura. “Antes me encadeno a mi obra”, advierte Begoña Martínez, responsable de la galería alicantina Aural. Mientras, Carles Taché, propietario de la galería catalana del mismo nombre, recuerda que hace unos 10 años la Guardia Civil, tras la denuncia de un grupo de defensa de los animales, le retiró en ARCO una obra que incluía un águila imperial disecada. “Hice una fotografía de la obra y la expuse. Los galeristas tenemos que proteger a nuestros artistas. Tenemos que defender el arte”, concluye.

0 Comentarios
cargando