Ir a contenido

PRESUNTA REBELIÓN

El Supremo investiga 47 llamadas entre Sànchez y Trapero el 20-S

El juez Pablo Llarena ha pedido datos a su homólogo de Barcelona que instruye la causa por los preparativos del referéndum unilateral

A un trabajador de la Conselleria de Treball de la Generalitat se le incautó un archivo de lo que podía ser un censo electoral

J. G. Albalat

Trapero, en una imagen de archivo, yendo a declarar ante la jueza.

Trapero, en una imagen de archivo, yendo a declarar ante la jueza. / JOSÉ LUIS ROCA

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha pedido a su homólogo de Barcelona que investiga los preparativos del referéndum unilateral del 1-O las escuchas e informes clave de su causa, entre los que figura uno con las 47 comunicaciones entre el exlíder de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez y el exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, que se produjeron durante el registro de la sede de la Conselleria d’Economia practicado el pasado 20 de septiembre. En concreto, son comunicaciones que se efectuaron entre las 12.00 horas de la mañana y las 21.00 horas de ese día, con más de 24 minutos de conversación.

Mientras la Guardia Civil realizaba la entrada y registro en las dependencias de la 'conselleria' entonces dirigida por Oriol Junqueras, cientos de personas se concentraron en las puertas del edificio oficial para protestar. Esta situación sirvió para argumentar el ingreso en prisión del dirigente independentista y también de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural.

Un resumen

La petición de Llarena se especifica en un auto, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO,  en el que el magistrado del Supremo solicita al titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona el contenido de las escuchas telefónicas intervenidas, así como los informes policiales. El juez de Barcelona ha remitido al Supremo toda la documentación solicitada, a excepción del contenido íntegro de todas las intervenciones telefónicas practicadas a los investigados en la causa de Barcelona, ya que pesan aproximadamente 310 gigas, por lo que le ha enviado un resumen.

Sobre el acoso a la comitiva judicial, Llarena también ha pedido al juez de Barcelona el informe en el que la letrada de justicia que supervisaba el registro denunció la sensación de "absoluto abandono" que padeció ese día y el "terror" de ver a los concentrados a las puertas de la Conselleria d'Economia, impidiendo su salida. En su escrito, esta funcionaria afirma que a las 23.30 horas, cuando ya no podía "soportar más la presión", aceptó el ofrecimiento para salir del edificio por un acceso trasero, "trepando y escalando tejados y azoteas".

Censo electoral

Dos de los objetivos del juez de Barcelona que investiga los preparativos del 1-O son intentar averiguar cómo se financió el referéndum y de dónde se sacaron los datos para el censo electoral. Un informe de la Guardia Civil señala que a un trabajador de la Conselleria de Treball se le incautó un archivo informático para realizar las designaciones de los componentes de las mesas de votación, para lo que se utilizaron datos de "miles de personas", lo que podría ser el censo electoral. Esta información, inciden los agentes, fue cedida por la Generalitat a una empresa privada, como es Unipost, compañía contratada para remitir 56.000 cartas certificadas sobre el nombramiento de los componentes de la mesa y 5,3 millones de unidades más a los ciudadanos con derecho a voto.

0 Comentarios
cargando