Ir a contenido

AL AMPARO DEL 155

Rajoy renueva los conciertos educativos con el Opus que concedieron Montilla y Mas

El Ministerio de Educación prorroga otros cuatro años las subvenciones a centros privados catalanes al amparo del artículo 155

La Generalitat presupuestó el pasado 2017 una partida de 1.075 millones de euros para este concepto, que la CUP pide suprimir

María Jesús Ibáñez

Alumnas en el patio del colegio La Vall, en Bellaterra, donde solo se escolarizan niñas.

Alumnas en el patio del colegio La Vall, en Bellaterra, donde solo se escolarizan niñas. / JOSEP GARCIA

El Ministerio de Educación renovará, con su publicación en el 'Diari Oficial de la Generalitat' previsiblemente a mediados de marzo, los conciertos educativos de las etapas de infantil y secundaria obligatoria de los centros escolares de Catalunya, al amparo del artículo 155 de la Constitución. Esto significa que, durante los próximos cuatro años, las escuelas de titularidad privada que hasta ahora se financiaban fondos públicos (cada una recibe una cantidad por alumno matriculado) seguirán recibiendo la subvención. 

La renovación que el ministerio ha presentado este viernes al Consejo de Ministros imposibilita la revisión de estos conciertos, especialmente para aquellas escuelas que separan a los alumnos por sexo, como habían reclamado fuerzas políticas parlamentarias como la CUP. 

El cálculo de los conciertos se realiza en base al número de grupos de clase que tiene cada colegio. En concreto, esta vez se renuevan 1.956 grupos (987 de educación infantil y 969 de la ESO) hasta el curso académico 2021-2022. Los conciertos de la etapa de primaria, que son de seis años de duración desde la implantación de la LOMCE, están en vigor y no vencen hasta el 2020, ha informado el ministerio en un comunicado.

Durante los próximos días se elaborará la memoria económica de la renovación, pero para hacerse una idea, el presupuesto que la Generalitat dedicó el pasado 2017 a este concepto suma 1.075 millones de euros. A ellos hay que sumar las subvenciones que recibe cada centro educativo por criterios como el del número de alumnos escolarizados. En el caso, por ejemplo, de los 16 colegios afines al Opus Dei que hay en Catalunya, se calcula que los conciertos educativos suponen un gasto anual de 30 millones de euros

Un modelo cuestionado

Mientras algunas federaciones de escuelas concertadas celebraban este viernes la renovación, entidades de defensa de la escuela pública, como la federación de asociaciones de padres de alumnos de Catalunya (Fapac), mostraban su preocupación, porque, a su entender, son colegios que favorecen "la segregación, sin garantizar la igualdad de oportunidades", señalaba su presidenta, Belén Tascón, a través de las redes sociales.

También Ernest Maragall, exconseller de Ensenyament con el tripartito, ha criticado la medida en un mensaje por Twitter. El ahora diputado de ERC ha atribuido la renovación a motivos políticos, y no a cuestiones técnicas o administrativas como ha dicho el ministro.

Los conciertos renovados ahora se firmaron en el 2010, tras la aprobación de la ley de educación de Catalunya (LEC), durante el segundo tripartito, con José Montilla como presidente. Cuatro años después, con Artur Mas al frente de la Generalitat, fueron renovados.

0 Comentarios
cargando