Ir a contenido

AUDIENCIA NACIONAL

En libertad tres yihadistas para los que el fiscal pide 7 años de cárcel

El tribunal tiene en cuenta el tiempo que han pasado en prisión preventiva desde 2015

Les impone comparecencias semanales, pero decreta su libertad antes de dictar sentencia

Ángeles Vázquez

Operación antiyihadista en Ceuta, en febrero del 2016.

Operación antiyihadista en Ceuta, en febrero del 2016. / re (EFE)

La Seccion Segunda de lo Penal Audiencia Nacional ha dejado en libertad, con comparecencias semanales, a los presuntos yihadistas Yassin el Mourabet, Abdessadek Essalhi y Walid Oudra, acusados de integración en organización terrorista y, según la fiscalía, con intención de atentar en el barrio madrileño de Prosperidad. El ministerio público pidió la semana pasada en un juicio que fueran condenados a 7 años de prisión.

El tribunal justifica la decisión en "el estado de deliberación de la sentencia y visto el tiempo que llevan privados de libertad", desde noviembre de 2015, aunque precisa que con ello no tiene el ánimo de adelantar el fallo. Tendrán que designar un domicilio a efectos de citaciones, tienen prohibido salir del territorio nacional, para lo que se les retira el pasaporte y deberán comparecer una vez a la semana en la sede judicial o en una comisaría o puesto de la Guardia Civil próxima a su domicilio.

El juicio contra ellos quedó visto para sentencia el miércoles pasado y la fiscalía mantuvo su acusación de pertenencia a organización terrorista y pidió que fueran condenados a 7 años de cárcel en vez de los 9 que pedía en sus conclusiones provisionales.

Como alternativa pidió a la Sala que  condene por adoctrinamiento o autoadoctrinamiento a los dos primeros a seis cárcel y cinco, al tercero, con posibilidad de sustituir la pena por expulsión de España. Las defensas pidieron la libre absolución.

La fiscalía consideró probado que la Policía les detuvo al sospechar que iban a cometer un atentado contra un centro de reunión de musulmanes del credo sufí -el Estado Islámico es del credo suní- en Prosperidad, cerca de la casa donde residía Walid Oudra.

"Confiamos en la Justicia"

Los tres acusados hicieron uso a su derecho a la última palabra y en concreto Yassin El Mourabet dijo: "Soy inocente y confío en la justicia" y Abdessadek Essalhi manifestó: "Por favor que se haga justicia, estamos en la cárcel por no hacer nada", informa Efe. Oudra aprovechó su turno para rechazar la acusación de la fiscal de que contactó con un terrorista combatiente en Libia.

Durante su informe Marcos García Montes, abogado de Yassin El Mourabet, denunció "la magnificación policial" en algunas operaciones contra el yihadismo como ésta y que en ocasiones "se bordea la islamofobia por unos atentados repugnantes que rechazamos pero por los que se mete en el mismo saco a islamistas religiosos con yihadistas".

"También los cristianos hacemos barbaridades", apostilló el letrado, quien estimó que algunos procedimientos contra presuntos yihadistas obedecen a un interés político para hacer constar de que España es el primer país del mundo y el "faro universal" en la lucha contra este tipo de terrorismo.

0 Comentarios
cargando