Ir a contenido
Las siete Catalunyas

EL VEREDICTO DE LAS URNAS

Las siete Catalunyas

La participación récord del 21-D hizo penetrar a ambos bloques en 'territorio hostil'

La suma JxCat-ERC subió 3,5 puntos en Barcelona y C's ganó siete en Girona

Jose Rico / Infografía

Tabarnia es un jocoso divertimento que Ciutadans alienta para retratar al independentismo y que cuaje el cosmos de las dos Catalunyas. Cierto es que el voto popular el 21-D apuntaló dos grandes bloques antagónicos: el 47,5% para los independentistas y el 50,9% para los no secesionistas. Pero las comarcas del país no fueron compartimentos estancos, puesto que el fuerte crecimiento de la participación hizo que ambos bloques atrajesen nuevos votantes en las zonas tradicionalmente más refractarias.

CIUTADANS: Arrimadas 'gobierna' a 7 de cada 10 votantes

En las elecciones del 2015, Inés Arrimadas logró la victoria en solo 29 de los 947 municipios de Catalunya. La semana pasada, la formación naranja se impuso en 135 localidades, que representan el 14% del país pero concentran el 70% del censo. En concreto, 3.680.118 electores. Y además fue la segunda fuerza en otras 44 poblaciones. Respecto a los comicios del 2015, Ciutadans mejoró sus resultados en 911 núcleos y tan solo en 32 quedó por debajo de sus anteriores registros.

Los graneros de votos de Arrimadas fueron las áreas metropolitanas de Barcelona y de Tarragona, siendo Vila-seca y Salou las poblaciones con más porcentaje de papeletas naranjas. Pero destacó también, por ejemplo, el 40% de sufragios que obtuvo en Vilamalla (Alt Empordà). En Girona, la provincia a priori más hostil para los naranjas, escalaron siete puntos; en Tarragona, 7,95; en Barcelona; 7,6; y en Lleida, 5,4. En la mayoría de municipios donde venció Ciutadans, la segunda posición se la llevó ERC o Junts per Catalunya.

La Catalunya de Ciutadans - Elecciones 21-D 2017

JUNTS PER CATALUNYA: Puigdemont, profeta en su tierra a distancia

Junts pel Sí tiñó de azul cian el mapa de Catalunya en sus «plebiscitarias» del 2015. La coalición de ERC y CDC (hoy PDECat) ganó en 911 de las 947 localidades. Dos años después, en esta ocasión por separado, posconvergentes y republicanos sumaron 809 triunfos, pero la balanza de la gemonía independentista se decantó muy claramente a favor del exiliado expresident Carles Puigdemont. Junts per Catalunya salió victorioso en siete de cada 10 municipios (667 en total), que representan a una cuarta parte del censo: 1.285.894 votantes. Además, se llevó la medalla de plata en otras 154 poblaciones.

Aunque a distancia, Puigdemont ejerció de profeta en su tierra y se hizo fuerte en la provincia de Girona, donde uno de cada tres votos fueron a parar a su candidatura. Sin ir más lejos, en su pueblo natal, Amer, recabó el 61,85% de los sufragios, un porcentaje solo superado por Les Planes d’Hostoles, con el 65,27%. Por el contrario, en los Vallès, el Baix Llobregat y el Barcelonès prendió muy poco la llama de Puigdemont, con Badia del Vallès como suelo electoral de JxCat con un 3,75% de papeletas. En la mayoría de municipios donde ganaron los posconvergentes, Esquerra fue la segunda fuerza. Y viceversa. 

La Catalunya de Junts per Catalunya - Elecciones 21-D 2017

ERC: Fuerte escalada en el área metropolitana

Conjuntamente, Junts per Catalunya y ERC mejoraron los resultados de Junts pel Sí en el 2015, pero se anotaron su segundo peor registro (43%) desde 1984 –si se compara con la suma de los votos de CiU y Esquerra en las 10 primeras elecciones autonómicas–. No obstante, JxCat y ERC reunieron por separado más papeletas en las cuatro circunscripciones que cuando concurrieron al unísono. En Barcelona (la provincia a priori menos independentista), el aumento fue del 3,52% (179.000 votos más); en Tarragona, del 3,87%; en Lleida, del 3,97%; y en Girona (la de mayor tirón secesionista), del 2,33%.

De las 809 localidades donde vencieron los antiguos socios de Junts pel Sí, el partido del encarcelado exvicepresidente Oriol Junqueras se impuso en 142, que representan a 355.566 electores. Mucho más fértil fue la cosecha republicana en cuanto a medallas de plata, con 703 (más de tres millones de votantes).

En el bastión gerundense del expresident Puigdemont, ERC reunió un porcentaje de papeletas (21,70%) muy similar al del conjunto de Catalunya (21,39%), cuando en el 2012 estuvo cuatro puntos por encima. Las Terres de l’Ebre fueron el gran fortín de Esquerra, con Miravet y Ginestar como poblaciones en las que rebasó el 50% de los votos. 

La Catalunya de Esquerra ERC - Elecciones 21-D 2017

PSC: Fuerza metropolitana pero con 'sorpassos'

El tímido avance de Miquel Iceta (un punto, un escaño y 79.686 votos) apenas es perceptible sobre el territorio si se compara con los resultados del 2015. Entonces venció en seis municipios; ahora tan solo en dos (Bausen y Canejan, ambos en el Vall d’Aran). Y si entonces fue segunda fuerza en 81 localidades; ahora lo ha sido en 36. El PSC continúa mostrando cierta fortaleza en las comarcas más pobladas, pero en muchos de los grandes núcleos metropolitanos se vio sobrepasado por al menos dos formaciones: Ciutadans y Esquerra. En el 70% de los municipios catalanes, la variación de los socialistas se quedó entre el +2% y el -2%.

La Catalunya del PSC - Elecciones 21-D 2017

CATALUNYA EN COMÚ: Serio revés para las expectativas de Colau

A pesar del batacazo, los comuns continúan consignando sus mejores resultados en Barcelona y su área metropolitana, sin llegar a ser la primera fuerza en ningún municipio ni en ningún distrito de la capital de Catalunya, donde gobiernan las huestes de Ada Colau. La nueva confluencia de Xavier Domènech quedó por debajo de su antecesora, Catalunya Sí que es Pot, alianza que no incluía al colauismo. En porcentaje, Catalunya en Comú-Podem registró sus mejores marcas en cuatro poblaciones metropolitanas donde ostentan la alcaldía: El Prat de Llobregat, Montcada i Reixac, Montornès del Vallès y Santa Coloma de Cervelló.

La Catalunya de Catalunya en Comú - Elecciones 21-D 2017

CUP: El talón de Aquiles del independentismo

El talón de Aquiles del independentismo fue la CUP. En el 2015 ganó en una población (La Vilella Alta) y quedó segunda en 456, casi la mitad del país. Esta vez no tuvo victoria alguna y tan solo pudo retener la medalla de plata en cinco. El rerepaís fue bastante más fecundo para los anticapitalistas que las comarcas metropolitanas, siendo Vilademuls el feudo con mayor porcentaje de voto (14,7%).

La suma de JxCat, ERC y la CUP cayó tres décimas en el conjunto de Catalunya, pero en la provincia de Barcelona el descenso fue de 3,4 puntos. En Girona también retrocedió pero muy levemente (0,94%), mientras que el tridente independentista experimentó tímidos crecimientos en Lleida (0,86%) y Tarragona (0,48%).

La Catalunya de la CUP - Elecciones 21-D 2017

PPC: De primera a sexta fuerza en Badalona

Xavier García Albiol cosechó el peor resultado del PP catalán desde 1980, cuando en las primeras elecciones autonómicas no obtuvo representación parlamentaria. Si en el 2015 Albiol registró su mejor marca de toda Catalunya en su Badalona natal, con un 22,6% de los votos, el pasado 21-D se desplomó hasta el 8,3%. De primera fuerza pasó a sexta, aunque aún le quedó por debajo la CUP, que gobierna actualmente el ayuntamiento. El PPC solo pudo superar el 10% de sufragios en dos localidades: Aitona y Gimenells (cuyo alcalde, el exsocialista Dante Pérez, iba de número dos de los populares por Lleida).

La Catalunya del PP - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto de Ciutadans

Diferencia de votos de Cs - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto del Junts per Catalunya y ERC respecto de Junts pel Sí

Diferencia de votos del JxC y ERC - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto del PSC

Diferencia de votos del PSC - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto de Catalunya en Comú

La Catalunya de Catalunya en Comú - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto de la CUP

La Catalunya de la CUP - Elecciones 21-D 2017

Diferencia de voto del PP

La Catalunya del PP - Elecciones 21-D 2017