Ir a contenido

MADRID

El Ayuntamiento de Carmena ejercerá de acusación particular en el juicio por el chat policial

El PSOE critica la lentitud con que se ha actuado contra el grupo de los policías municipales

El Periódico / EP

La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena junto a policías municipales.

La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena junto a policías municipales. / EFE

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid autorizará este jueves a los letrados para que el Ayuntamiento sea acusación particular en el proceso penal contra el chat en el que varios policías municipales insultaban y amenazaban a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, inmigrantes y determinados periodistas.

Así lo ha avanzado este miércoles el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, en la comisión del ramo, donde ha precisado que "se han hecho muchas cosas desde el Ayuntamiento y a veces la gestión de los tiempos no es sencilla".

Llegó de la mano del PSOE

El chat policial ha llegado a la comisión de la mano del edil socialista Ramón Silva, quien ha asegurado que el 13 de noviembre se puso en conocimiento la existencia de este chat "y una parte de las barbaridades que contenía", cuando un agente llamó a la Unidad diciendo que tenía esta información, por lo que le tomaron declaración, y dieron traslado el martes a la Fiscalía, al Decanato de los Juzgados para reparto y a la Unidad de Asuntos Internos de la propia Policía.

"Este área tenía conocimiento antes de la existencia de ese chat y de las opiniones que allí se vertían; cuesta creer que nadie transmitiera nada", ha reprochado el edil del PSOE, quien ha reprochado que a los tres agentes identificados no se les retirara el arma hasta el día 22. "Una semana me puede parecer demasiado tiempo para la respuesta", ha sugerido a continuación.

Por su parte, Barbero ha remarcado que se ha actuado con "prudencia y contundencia", y que "lo primero que se hizo fue ofrecer la máxima protección a la víctima", así como ofrecer los recursos del Consistorio "para que la Justicia haga su trabajo". "Había que ser muy respetuosos con el procedimiento, pero en cuanto se tienen los datos, nos hemos empleado dada la gravedad de los hechos", ha concluido.