Ir a contenido

JUNTS PER CATALUNYA

Puigdemont entra en el cuerpo a cuerpo con Iceta

Acusa al socialista de «hacer trampas» al presentarse como «la cara amable del 155»

El Periódico

Puigdemont interviene por videoconferencia en el acto de este domingo de JxCat en Mollerussa.

Puigdemont interviene por videoconferencia en el acto de este domingo de JxCat en Mollerussa. / SUSANNA SAEZ (EFE)

Calibradas las buenas perspectivas del PSC en las elecciones del 21 de diciembre, el 'president' cesado y cabeza de lista de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, decidió este domingo arremangarse y entrar en el cuerpo a cuerpo con el candidato socialista, Miquel Iceta. A través de videoconferencia desde Bruselas durante un acto de la candidatura en Mollerussa, Puigdemont acusó a Iceta de "hacer trampas" al presentarse como la "cara amable del 155" cuando, recalcó, solo hay "un 155 malo", que es el que se ha visto hasta ahora, y otro "más malo", que es que que aseguró que se verá si Ciudadanos, PSC y PP forman gobierno tras el 21-D.

"Lo que nos espera si el tripartito del 155 gobierna, lo que hemos visto hasta ahora será solo un juego de niños", añadió el 'expresident', para quien un Ejecutivo integrado por estos tres partidos sería un gobierno "Frankenstein" que no hace "presagiar nada bueno".

"Si en pocas semanas de 155 ya vemos la devastación que están dispuestos a hacer, la furia y las ganas que tienen, ¿qué harán durante cuatro años? Se multiplicará", subrayó, antes de señalar que la "pesadilla" para la Moncloa sería que el 21-D "todos los votos sean amarillos y lleven el nombre de Junts per Catalunya".

Puigdemont también atizó a Iceta a cuenta de las obras de Sijena que este lunes, según el auto del juez, deben de comenzar a ser retornadas a Huesca. Acusó al PSC de ser los "porteros" del 155 que abrieron las puertas a la aplicación de dicho artículo de la Constitución en Catalunya, tras la declaración unilateral de independencia. Y añadió que no se va a "creer" las "lágrimas de cocodrilo" de los socialistas catalanes, entre ellos el alcalde de Lleida, Àngel Ros, cuando se lleven las obras del museo leridano.

"Trofeos de guerra"

En el mismo acto participó el número 6  por Barcelona, el 'exconseller' Josep Rull, que aseguró que el sentido de estos comicios es que Puigdemont pueda volver a la Generalitat para recuperar la dignidad y una anormalidad impuesta, afirmó, por el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy.

Rull también arremetió contra el PP por, a su juicio, "jalear como trofeos de guerra" cada una de las empresas que anunciaban su traslado fuera de Catalunya; una decisión que consideró que tomaron las compañías porque tenían miedo, por las imágenes de las cargas policiales del 1-O y porque, añadió, el Ejecutivo de Rajoy les preparó una pista de aterrizaje para que se marcharan.

Por su parte, el alcalde de Mollerussa, Marc Solsona, retomó los llamamientos a ERC, aunque sin mencionarla, de que cualquier situación que no pase por restituir a Puigdemont como presidente significará que vence el 155. "Esto no es ir en contra de nadie, es ir a favor de la voluntad de los catalanes que votaron el 1-O y en las elecciones del 27 de septiembre" del 2015, destacó.

0 Comentarios
cargando