Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

El independentismo gobierna con el PSC en 60 municipios

Neus Lloveras (AMI) y Miquel Buch (ACM) mantienen sus pactos con los socialistas

Roger Pascual

El independentismo gobierna con el PSC en 60 municipios
Miguel Buch, atendiendo a los medios de comunicación.

/

Barcelona ha sido el colofón de la catarata de pactos municipales rotos con el PSC a vueltas con el 1-O y sus repercusiones. Aunque los 'comuns' han sido los que han puesto fin al acuerdo en la capital catalana, la gran mayoría de voladuras de alianzas han sido impulsadas por ERC y el PDECat. Pese a que ha habido más de una veintena de divorcios por el referéndum y el 155, los republicanos y posconvergentes siguen gobernando con los socialistas en 60 municipios.

El PDECat ha roto con los alcaldes socialistas en Mataró, Pineda, Esplugues, Palau-Solità i Plegamans, Mollet y Tàrrega. Por su parte, ERC retiró su apoyo en Manlleu, Corbera, Tiana y Olivella. Posconvergentes y republicanos hicieron pinza en Blanes contra el alcalde Miquel Lupiáñez (que terminó dimitiendo), igual que en Sant Hipòlit de Voltregà, donde hicieron caer a Xavier Vilamala después de que este se negara a dejar el PSC a cambio de seguir al frente en su cargo.

Aunque parezca que no queda ni un solo puente en pie todavía hay más una sesentena de ententes entre socialistas e independentistas. El PSC gobierna gracias al respaldo del PDECat o a ERC en una quincena de alcaldías como Castelldefels, Sant Joan Despí y Sant Just Desvern.

Y los socialistas dan estabilidad a más de 40 alcaldes independentistas. Los casos más significativos son Vilanova i La Geltrú Premià de Mar, gobernados por el PDECat. Al frente del primer consistorio está Neus Lloveras, presidenta de la Associació de Municipis per la Independència. "Por parte del PDECat no hay ninguna voluntad de poner en duda el pacto de gobernabilidad con el PSC -apuntaba hace dos semanas-. Yo creo en los acuerdos que firmo. Firmé un acuerdo con 52 puntos y se están cumpliendo. El pacto de gobernabilidad no hace referencia a aspectos de ámbito nacional, si no local". 

Una reflexión en la que coincide Miquel Buch, alcalde de Premià y presidente de la Associació Catalana de Municipis. "La acción municipal tiene que estar garantizada más allá del debate sobre el futuro de Catalunya". 

0 Comentarios
cargando