Ir a contenido

ALCALDÍAS EN EL PUNTO DE MIRA

Los pactos rotos con el PSC por el 1-O y el 155

Barcelona en Comú anuncia este domingo si pone fin al acuerdo de Colau con los socialistas

Roger Pascual

Los pactos rotos con el PSC por el 1-O y el 155

"Que ERC no cuente con nosotros. Si alguien pensaba en un bloque 'comuns'-PSC-Esquerra después del 21-D que se olvide. Hasta aquí hemos llegado". Quien así habla es un importante alcalde socialista, harto del degoteo de pactos municipales rotos por el PDECat y ERC a vueltas con la posición del PSC por los preparativos del 1-O, la represión posterior o el 155. Barcelona podría ser la próxima en caer si este domingo las bases de Barcelona en Comú acuerdan romper la alianza entre Ada Colau y Jaume Collboni.

"La ruptura de ese acuerdo tendrá consecuencias mucho más allá de la ciudad", advertía el viernes en Onda Cero, Miquel Iceta, en la misma línea que el mencionado alcalde retaba a ERC. "¿Cómo le vamos a decir a los electores que con quien nos ha echado del gobierno de Barcelona querremos gobernar Catalunya? Sería muy raro", apuntaba el líder del PSC. 

Iceta y Collboni han emplazado en los últimos días a Colau a no romper un pacto en el que han recordado que ya planteaba dejar la cuestión nacional al margen. Collboni, teniente de alcalde de Barcelona, tilda de "poco responsable" la consulta de los 'comuns' sobre el pacto, en la que los 9.500 militantes podían participar desde el jueves a las 10.00 hasta las 23.59 de este sábado. En el PSC consideran que poner fin a la alianza sería un error para la ciudad, además de que llevaría a Colau a echarse en brazos de ERC y PDECat, a los que varios socialistas y 'comuns' acusan de bloquear la acción de gobierno y de intentar dinamitar la alianza desde el inicio.

Pero la alcaldesa no ha optado este sábado por poner vendas en las heridas. Todo lo contrario, pues ha censurado durante a Iceta sus 'selfies' con Xavier García Albiol, que se alíe "con PP y Ciudadanos para acabar con el autogobierno" y que "reavive" a Unió Democràtica. "¿Adónde has ido a parar, PSC? ¿Quo vadis, PSC?", se ha preguntado, a su vez, el cabeza de lista de los 'comuns', Xavier Domènech.

Los cambios en las alcaldías en las que está el PSC se han sucedido en varios municipios por el referéndum. El PDECat ha roto con los alcaldes socialistas en Mataró, Pineda, Esplugues, Palau-Solità i Plegamans, Mollet y Tàrrega. En Blanes, también retiraron su apoyo, así como ERC, al alcalde, Miquel Lupiáñez, quien precisamente este sábado ha renunciado a su cargo y ha roto el carnet del PSC por el apoyo del partido al 155. En Sant Cugat y Molins de Rei los alcaldes posconvergentes han echado a los concejales socialistas, igual que hicieron los republicanos también en Lliçà d'Amunt, Montmeló y Arenys de Munt. ERC retiró su apoyo a los alcaldes socialistas de Manlleu, Corbera, Tiana y Olivella, como hizo un edil de Unió en Tarragona, dejando en minoría a Josep Fèlix Ballesteros. En Argentona, el alcalde de la CUP expulsó a los dos concejales del PSC, que hasta entonces gobernaba junto a los anticapitalistas, ERC e ICV. En Girona, el PDECat y PSC rompieron de mutuo acuerdo que mantenía en el poder a la posconvergente Marta Madrenas, de la misma forma que en Alella hicieron republicanos y socialistas. 

Esta misma semana, ha habido cuatro nuevos casos: el alcalde de Balaguer, el republicano Jordi Ignasi Vidal, el de Olot, el posconvergente Josep Maria Corominas, y la alcaldesa de Sant Carles de la Ràpita, Rosa Anglès, han echado de sus equipos de gobierno a los concejales socialistas por la "complicidad" del PSC y el PSOE con el 155. Más complejo ha sido en Sant Hipòlit de Voltregà, donde Xavier Vilamala gobernaba con el apoyo de Som Voltregà (asociada a ERC) hasta que el miércoles una moción de censura de los republicanos y el PDECat forzó el relevo en la alcaldía. "Le dijeron, 'si renuncias a tu militancia puedes seguir de alcalde'. Y el dijo que no, que así no quería ser alcalde", reveló Iceta.

A diferencia de Vilamala, cinco alcaldes socialistas sí que se han dado de baja del partido: Xavier Ballart (Terrassa), Ignasi Giménez (Castellar del Vallès), Miquel Lupiáñez (Blanes) y Dante Pérez (Gimenells). Después de que el PSC rompiera con el PDECat en el municipio egarense, el alcalde de Terrassa dejó la alcaldía y la militancia por su oposición al 155. El mismo motivo que dio Giménez, aunque este sigue en su cargo. Pérez, que también sigue al frente del consistorio en Gimenells, fichó para ir en las listas del PP un día después de anunciar que dejaba el PSC. "Soy incapaz de compartir partido con los nacionalistas de Unió. En consecuencia, me voy del PSC", justificó antes de que se anunciar su fichaje. 

Aunque se intente quitar hierro, la inquietud existe por la perdida de poder municipal. Antes de verano, el PSC tenía 122 alcaldes y formaba parte del equipo de gobierno en 70 municipios más. En estas 192 poblaciones viven casi cinco millones de catalanes, un tercio de los cuales en Barcelona.  Quedarse este domingo fuera de la capital catalana, donde dan su apoyo a la alcaldesa Colau, sería un golpe muy duro. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.