Ir a contenido

CASO DEL 'PEQUEÑO NICOLÁS'

Acusan al exnúmero 2 de Policía Eugenio Pino de poseer tecnología para grabar ilegalmente

Así lo solicita el excomisario Martín-Blas a la jueza que investiga las actividades del 'pequeño Nicolás'

Lo hace tras aportar documentación "acreditativa" de que "la antigua cúpula policial" poseía esa tecnología

El Periódico

El exnumero 2 de la Policía Eugenio Pino.

El exnumero 2 de la Policía Eugenio Pino. / DAVID CASTRO

El comisario jubilado Marcelino Martín-Blas ha solicitado a la jueza del 'caso Nicolás' que cite como investigado al exnúmero 2 de la Policía Eugenio Pino porque, según las pruebas recopiladas, disponía de la tecnología para interceptar y grabar conversaciones sin autorización judicial.

Así se solicita en un escrito remitido por el letrado de Marcelino Martín-Blas a la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que investiga las actividades de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, incluida la difusión de una conversación mantenida en 2014 entre policías y agentes del CNI sobre posibles seguimientos al joven.

A esta reunión asistió el comisario ya jubilado Marcelino Martín-Blas, exjefe de Asuntos Internos y exjefe de la comisión judicial que ayudó al anterior magistrado del caso y que fue disuelta por la titular actual, quien además recientemente ha citado como investigados a siete policías que integraban esa comisión.

En el escrito, presentado la semana pasada, la defensa de Martín-Blas solicita que declaren como investigados Eugenio Pino y el que era su jefe de gabinete, José Fuentes Gago, y que también lo haga como testigos el exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó. Y que se lleven a cabo diligencias con la Policía y con Interior para aclarar lo que ellos denuncian.

Lo hacen tras aportar documentación "acreditativa" de que "la antigua cúpula policial", integrada por Pino y Gago, "disponía de la tecnología suficiente para poder interceptar y grabar conversaciones e información de teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos sin autorización judicial como consecuencia de habérsela adquirido a la empresa israelí Raizone Group".

Para ello aporta conversaciones de 'WhatsApp' entre Martín-Blas y un agente de Asuntos Internos denominado Lionel en las que éste le facilita cartas y correos electrónicos que demostrarían que entre julio, agosto y septiembre de 2014 ambos mandos policiales adquirieron la citada tecnología a esa empresa y la introdujeron en España "de forma subrepticia".

Añade que la adquisición de esos productos "se había podido realizar para la interceptación de las comunicaciones sin autorización judicial".

Y destaca que "casualmente en esas mismas fechas, se producen dos graves hechos a nivel policial de interceptaciones telefónicas que no han dejado rastro de su metodología": la grabación de conversaciones entre el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el exjefe de la Oficina Anticorrupción catalana, Daniel de Alfonso; y la grabación y difusión de la reunión entre policías y agentes del CNI en la que se hablaba de Francisco Nicolás.

En este punto subraya que, "según ha quedado acreditado en la instrucción", esta segunda grabación se hizo a través el periodista Carlos Mier, vinculado al también comisario jubilado José Villarejo