Ir a contenido

El Senado avala el artículo 155

El 80% de la Cámara aprueba la intervención en una votación sin Montilla y con todos pendientes de Catalunya

Rajoy emplea un tono muy duro que los independentistas califican de "declaración de guerra"

Patricia Martín

El Pleno del Senado que dará el aval al artículo 155. 

El Pleno del Senado que dará el aval al artículo 155.  / JUAN MANUEL PRATS

Con tristeza y tras un tedioso debate, el Senado aprobó este viernes avalar la aplicación del artículo 155 por una aplastante mayoría: 214 votos a favor (PPPSOEC'sUPNForo y CC), 47 en contra (Podemos y los nacionalistas) y una abstención (Nueva Canarias). El 'expresident' José Montilla y también su correligionario, el exjefe del Ejecutivo de Baleares Francesc Antich, faltó a la votación. "Con mi ausencia quiero representar a los que dudan de la eficacia del 155. Tengo dudas de que el gobierno sea consciente de las dificultades con las que se va a encontrar para implementarlo", señaló como argumentación, además de remarcar que “no podía votar a favor” tras sus años al frente de la Generalitat.

En una comparecencia tras la votación ante los medios, el ahora senador cargó contra el independentismo y se mostró comprensivo con las razones que han llevado al Gobierno a intervenir la Generalitat y al PSOE a darle su "apoyo matizado". Pero mostró sus dudas en torno a la constitucionalidad del texto aprobado y señaló que no había renunciado a su escaño porque no es "de los que huyen".

Mariano Rajoy abrió la sesión parlamentaria con un discurso duro en el que aseguró que impedirá que se "abuse" de Catalunya y que los independentistas, que le adviertieron de que no reconocerían la autoridad de Madrid, calificaron de declaración "de guerra".

Tras los intercambios dialécticos iniciales, la sesión decayó, salvo en momentos puntuales, como cuando la republicana Mirella Cortés entregó al presidente el libro 'Catalunya para españoles' y la canaria María López, casi al borde del lloro, lamentó el "fracaso" de la política. Mientras, el pasillo era un hervidero de corrillos, con políticos y periodistas pendientes del móvil, para conocer qué sucedía en cada momento en el Parlament. Justo cuando los independentistas cantaron 'Els Segadors' tras declarar la independencia, Rajoy y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, seguían los acontecimientos en la zona de Gobierno del Senado, donde estuvieron encerrados parte de la jornada.

Documento

Acuerdo del Pleno del 155 en el Senado

Acuerdo del Pleno del 155 en el Senado

TV-3 queda fuera del 155

Allí se negoció la enmienda que deja fuera del 155 a TV-3 y los medios públicos. El PSOE no aceptó la oferta del PP de que las corporaciones quedaran en manos de la Junta Electoral y, en "pro del consenso", el Ejecutivo aceptó finalmente que sigan controlados por el Parlament, por su diputación permanente toda vez que Rajoy ya lo ha disuelto. 

A primera hora, viendo que Junts pel Sí optaban por la DUI, el PSOE retiró la enmienda que más quebraderos de cabeza había dado al Gobierno, puesto que pedía paralizar el 155 en caso de elecciones. Y el jueves el Gobierno aceptó en comisión la petición del partido de Pedro Sánchez para que la aplicación fuera gradual. 

Con Coalición Canaria, el Ejecutivo negoció suavizar el control sobre el Parlament, que ya no le tendrá que remitir todas las iniciativas que apruebe pero sí deberá ajustarse a la Constitución.

Podemos y los independentistas protestaron, por contra, porque no se admitieron sus vetos, dado que el procedimiento impidió estudiar todos aquellos cambios que no "enriquecieran" el texto. 

0 Comentarios
cargando