Ir a contenido

NUEVO GESTO ANTES DEL 1-O

Puigdemont, Colau, Junqueras y Forcadell piden por carta a Rajoy y al Rey un referéndum pactado

Las máximas autoridades catalanas denuncian en la misiva una ofensiva del Estado de "represión sin precedentes"

El Gobierno ve "sarcástico" el mensaje y la Zarzuela evita hacer ninguna valoración

Ada Colau y Carles Puigdemont conversan tras las ofrendas florales de la pasada Diada.

Ada Colau y Carles Puigdemont conversan tras las ofrendas florales de la pasada Diada. / MARTA PÉREZ/EFE

A pocos días del 1-O, el 'president' Carles Puigdemont, el 'vicepresident' Oriol Junqueras, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, han hecho un nuevo gesto para reclamar el diálogo al Estado. Las máximas autoridades catalanas han enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al rey Felipe VI en la que reclaman pactar un referéndum.

En la carta, que ha divulgado el 'Financial Times', Puigdemont y Colau recuerdan al Gobierno español que una mayoría de la sociedad catalana es partidaria de un referéndum para resolver el conflicto político que vive Catalunya y reclaman a Rajoy que acepte dialogar "para abordar de qué manera se puede llegar a un acuerdo para que los catalanes puedan votar en un referéndum".

Puigdemont, Colau, Junqueras y Forcadell subrayan que este diálogo ha de ser "abierto y sin condiciones" y destacan que es imprescindible para "hacer posible lo que en democracia nunca es un problema y menos un delito: escuchar la voz de los ciudadanos".

Insisten que en democracia los conflictos se resuelven con negociaciones y diálogo y denuncian que, por el contrario, el Estado español ha respondido a todas las propuestas políticas catalanas con "una negativa". "El 'no ha sido su única respuesta", añaden. "Lejos de abrir la puerta al diálogo, el Estado español ha iniciado una ofensiva de represión sin precedentes en que contempla desde la limitación al derecho fundamental a la libertad de expresión, impidiendo actos públicos y amenazando a medios de comunicación, hasta la detención del 75% de los alcaldes de Catalunya por haberse mostrado dispuestos a participar en el referéndum", afirman en la carta.

Las máximas autoridades catalanas se despiden insistiendo en la necesidad de que el Estado "entienda que no dialogar es incompatible con la resolución de los problemas" y recordando su disposición al diálogo "ha sido, es y será permanente".

El Gobierno ha asegurado a mediodía que la carta no ha llegado a la Moncloa, pero que le parece "sarcástico" el contenido de la misiva que se ha publicado en los medios de comunicación después de tantas "desobediencias". En la Zarzuela, por otro lado, se ha optado por el silencio, evitando hacer cualquier tipo de valoración sobre el texto dirigido al jefe del Estado, informa Pilar Santos. 

Turull no espera una respuesta favorable

El 'conseller' de Presidència y portavoz del GovernJordi Turull, ha admitido que no esperan una respuesta positiva a la misiva por parte del Ejecutivo de Rajoy y del rey Felipe: "El ofrecimiento está, pero optimistas no somos. Me temo que si no han tenido altura de miras hasta ahora, no la tendrán ahora", ha lamentado.

Turull ha subrayado que mantendrán su oferta "hasta el último minuto" para buscar una alternativa pactada al referéndum unilateral ya convocado y suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), porque: "las cosas en la vida si las puedes hacer de forma acordada siempre son más fáciles". También ha mandado un mensaje al Rey: "Si con lo que está pasando y lo que pasará el Jefe de Estado no mueve ni un papel deja muy claro cuáles son sus funciones", ha aseverado.