Ir a contenido

LA 'OPERACIÓN CATALUÑA'

JxSí, Sí que es Pot y la CUP concluyen que el Estado hizo "guerra sucia" contra el independentismo

Los tres grupos presentan sus conclusiones de la comisión de investigación en el Parlament

ACN / Barcelona

El exjefe de la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, Marcelino Martín Blas, durante su comparecencia en la comisión sobre la operación Cataluña en el Parlament.

El exjefe de la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, Marcelino Martín Blas, durante su comparecencia en la comisión sobre la operación Cataluña en el Parlament.

Junts pel SíCatalunya Sí que es Pot y la CUP concluyen que el Estado sí hizo "guerra sucia" contra el independentismo. Así lo aseguran los tres grupos parlamentarios en sus conclusiones de la comisión de investigación de la denominada 'operación Cataluña', que atribuyen al Ministerio del Interior en colaboración con diversos organismos del Estado. Estos grupos piden que se investigue más a fondo el asunto y que se exijan responsabilidades políticas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La comisión se ha dado por cerrada este lunes y los grupos han presentado sus conclusiones tras haber citado sin éxito a los últimos 11 comparecientes, entre ellos los excomisarios José Manuel Villarejo y Pedro Esteban, y el exdirector de la Policía Nacional Eugenio Pino

Las conclusiones de la comisión, que habían abandonado C's, el PSC y el PPC, se votarán este martes para elevar un dictamen en el pleno del Parlament. JxSí, Sí que es Pot y la CUP han reprochado al partido naranja, a los socialistas y a los populares el hecho de que dejaran la comisión antes de que finalizara, así como el "bloqueo" que les achaca en la comisión idéntica del Congreso de los Diputados.

Llevar el caso a la fiscalía

También se quejan de la incomparecencia de la mayoría de citados, tanto de miembros del Gobierno, como de policías o periodistas, y piden a la Mesa del Parlament que lleve el caso a la fiscalía por un delito de desobediencia. En sus escritos, los tres grupos llegan prácticamente a las mismas conclusiones.

Consideran que las investigaciones policiales "prospectivas" contra políticos independentistas empezaron con la comida de La Camarga, en julio del 2010, y se confirmaron con la publicación, en junio del 2016, de dos conversaciones mantenidas en octubre del 2014 entre el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el que era el director de la Oficina Antifrau de CatalunyaDaniel de Alfonso.

Concluyen que las "cloacas del Estado" actuaron dirigidas por Fernández Díaz, en colaboración o con la connivencia de Rajoy, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el jefe del Gabinete del presidente, Jorge Moragas. La operación, sostienen, la ejecutaron una decena de comisarios y altos cargos policiales, mediante la colaboración de periodistas "afines" y detectives privados. Posteriormente, han contado con la connivencia de fiscales y jueces, según los grupos parlamentarios, que no han investigado las malas prácticas policiales.

JxSí considera que se abrió una "causa general" contra el independentismo con un interés "estrictamente partidista". Los grupos señalan que algunas informaciones se guardaron hasta que el independentismo empezó a convocar grandes movilizaciones. 

Decenas de ausencias

Los citados este lunes ya habían sido llamados sin éxito con anterioridad y, de hecho, esta comisión se ha caracterizado por acumular decenas de ausencias, como la de Rajoy, Moragas y Santarmía, además de Fernández Díaz. Para no ir al Parlament, todos se han acogido a un informe del Consejo de Estado que exime a los cargos públicos de ámbito estatal y los miembros de las fuerzas de seguridad de comparecer en la Cámara catalana.

Los grupos soberanistas no piensan lo mismo y por ello ya pidieron en julio a la Mesa del Parlament que trasladara el caso a la fiscalía: el órgano rector de la Cámara catalana abordó esta cuestión en su reunión del 16 de agosto y decidió querellarse contra ellos, si bien no concretó ante qué instancia judicial lo haría.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.