Ir a contenido

APROBACIÓN EN EL CONSEJO DE MINISTROS DE ESTE VIERNES

El Gobierno renueva la cúpula de Interior tras la crisis por la 'operación Cataluña'

La reforma acomete un nuevo modelo de estructura y organización, especialmente en la Policía Nacional y en la Guardia Civil

Pilar Santos / Madrid

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en una intervención en el Congreso.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en una intervención en el Congreso. / EFE / CHEMA MOYA

El Gobierno aprobará este viernes una renovación en el organigrama de la cúpula del Ministerio del Interior que incluye la desaparición de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional -al frente de la cual estaba el comisario Eugenio Pino-, salpicada por la crisis de la denominada 'operación Cataluña'. Ese cargo también desaparecerá en la Guardia Civil.

Tras cinco años sin que se produjera cambio alguno, el ministerio acomete así un nuevo modelo de estructura y organización, según ha avanzado 'Eldiario.es' y han confirmado a este diario fuentes de Interior. El Consejo de Ministros aprobará el Real Decreto por el que se modifica la estructura orgánica básica del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido. La reforma se enmarca, según fuentes oficiales, en el plan de Política de Seguridad Nacional para el siglo XXI que el ministro anunció en el Congreso el pasado 21 de diciembre.

Con la renovación desaparecen los números dos de la Policía y la Guardia Civil, cargos que se crearon en el 2006, bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, por la creación del mando único de ambos cuerpos, con lo que no había directores generales. Ahora Zoido considera innecesario mantener esa figura, si bien los directores generales son cargos políticos y los directores adjuntos, operativos.

Actualmente, Florentino Villabona, que sustituyó en el puesto a Pino, es el director adjunto de la Policía, mientras que Pablo Martín Alonso ocupa ese cargo en la Guardia Civil.

Nuevos retos en materia de seguridad

Interior ha considerado necesario acometer esta reforma al constatarse que los nuevos retos en materia de seguridad exigían nuevas respuestas. Entre estos se encuentran la amenaza del terrorismo yihadista, que llevó al Gobierno central a situar en junio del 2015 la alerta antiterrorista en el nivel 4, así como la utilización por parte de las organizaciones de delincuencia común y organizada del ciberespacio para la comisión de sus actividades delictivas.

Las modificaciones introducidas permitirán afrontar con mayor eficacia, según una nota del ministerio, y empleando como elemento fundamental de fortalecimiento de la seguridad la innovación, la criminalidad dentro de un modelo de seguridad en cuyo núcleo se encuentra "la seguridad de las personas".

Dependiendo del director general de la Policía estarán la Jefatura Central de Seguridad Ciudadana y Coordinación; Jefatura Central de Información, Investigación y Ciberdelincuencia; Jefatura Central de Recursos Humanos y Formación, y Jefatura Central de Logística e Innovación.

Del director general de la Guardia Civil dependerán el Mando de Operaciones Territoriales; Mando de Información, Investigación y Ciberdelincuencia; Mando de Personal y Formación, y Mando de Apoyo e Innovación.