Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

Los tres candidatos del PSOE se preparan para un debate a cuchillo el 15-M

Los aspirantes anticipan que la cita del próximo lunes será tan bronca como la campaña

Sánchez ve a Díaz "muy nerviosa" y ambos intensifican sus ataques en la recta final

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez, este lunes en Madrid. 

Pedro Sánchez, este lunes en Madrid.  / JOSE LUIS ROCA

El debate entre los tres aspirantes a liderar el PSOE, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, tendrá lugar en una fecha tan simbólica como el 15 de mayo a mediodía, seis días antes de la votación de los militantes. La primera intervención será de la presidenta de Andalucía; la última, del exsecretario general.

La fecha y el orden los han fijado este lunes los equipos de las candidaturas, durante un encuentro en el que los colaboradores de Sánchez intentaron sin éxito que se divulgara la procedencia geográfica de los avales con los que los afiliados respaldaron a alguno de los tres dirigentes. Otra de sus reivindicaciones, que las papeletas estuvieran dentro de las cabinas el día de la votación para evitar así "presiones" de los interventores, sí fue aceptada.

Todos dicen que su intención es que la cita sea constructiva y basada en las propuestas, pero tanto los colaboradores de Sánchez como los de la presidenta de Andalucía coinciden en que será muy áspera, acorde con estas primarias.

Hasta ahora, los principales ataques han llegado del bando de Sánchez, que desde el principio ha cargado contra Díaz y la gestora. Uno de los episodios más sonoros de esta crudeza tuvo lugar el domingo en Murcia, durante un mitin del exlíder en el que el alcalde de CalasparraJosé Vélez, sostuvo que la presidenta andaluza formaba parte de una "mafia" al servicio de Mariano Rajoy.

"DE RODILLAS"

"Estamos asistiendo al espectáculo bochornoso de una gestora que va a pasar a la historia por sus prácticas mafiosas para beneficiar a una candidatura concreta", dijo Vélez. "Decidieron que nos pusiéramos de rodillas ante Rajoy, porque era mucha la ansiedad que tenían por quitar a Pedro de la secretaría general. Susana y su gente se pusieron de rodillas", explicó. La frase ha contribuido a elevar aún más la tensión, y los colaboradores de Díaz reclaman a Sánchez que "desautorice" a su colaborador. Pero este, que según fuentes cercanas observa "mucho nerviosismo" en la presidenta andaluza, guarda silencio por el momento. 

Díaz, en cualquier caso, ha cambiado de estrategia. Hasta la entrega de avales, que fue un fiasco para su candidatura porque sus colaboradores habían vaticinado que iba a "barrer” a sus rivales y al final ganó por poco a Sánchez, no había entrado en las críticas al exsecretario general. La actitud ha cambiado en los últimos días. "Hay quien está contento por ser segundo. Ya es la tercera vez que lo está. Pero a mí me gusta más ser primera", señaló Díaz en Eivissa el pasado viernes, en referencia a los escaños conseguidos por el exlíder en las dos últimas elecciones generales, 90 primero y 85 después, los peores resultados en la historia del PSOE. Este lunes, en Tele 5, insistió en la misma idea, al argumentar que su rival "no sale a ganar”.

Y en medio está López, el tercero en discordia, que intenta hacerse un hueco con continuas apelaciones a la "unidad" frente a la polarización de sus rivales. 

EL PRESUPUESTO 

La cita de este lunes, por último, también sirvió para pactar otros temas organizativos. El más importante, el presupuesto de cada una de las candidaturas. Más allá de lo que ellas mismas han recaudado a través de sus respectivos 'crowdfunding', dispondrán de 50.000 euros y de una oficina en la sede del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz. 

0 Comentarios
cargando