18 sep 2020

Ir a contenido

EL PULSO INDEPENDENTISTA

JxSí y la CUP desoyen al 'TC catalán' y aprueban los presupuestos con la partida del referéndum

El secretario general de la Cámara había advertido de la ilegalidad de aprobar el proyecto para las cuentas del 2017

Las dos enmiendas aprobadas, de 'cupaires' y Catalunya Sí que es Pot, tienen objetivos contradictorios

FIDEL MASREAL / XABI BARRENA / BARCELONA

En una de las sesiones parlamentarias más tensas de los últimos años, en la que se ha evidenciado una división abierta entre independentistas y contrarios a la secesión, el Parlament ha aprobado finalmente con los votos de Junts pel Sí y la CUP los presupuestos del 2017, que incluyen una referencia explícita al referéndum previsto por el Govern para este año. Ha sido así en dos votaciones concretas en las que JxSí ha apoyado dos enmiendas, una de la CUP (con 72 votos a favor y 9 en contra)  y otra de Catalunya Sí que es Pot, que ha salido adelante con 71 votos favorables y 13 contrarios.

La votación se ha llevado a cabo tras un intento reiterado de los grupos de la oposición de que se suspendiera el pleno para que la Mesa o la Junta de Portavoces analizaran una nota del secretario general y el letrado mayor de la Cámara que advertía de que votar estas enmiendas podía vulnerar las disposiciones del Tribunal Constitucional (TC). La presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, ha desoído las peticiones de Ciutadans, el PSC y el PPC y ha decidido seguir adelante con la votación.

MECÁNICA COMPLEJA

La mecánica de la votación ha sido compleja. De entrada, JxSí, la CUP y Catalunya Sí que es Pot han rechazado las enmiendas de socialistas, PP y C's, que pretendían suprimir la disposición adicional 31 de las cuentas, que incluía una referencia a las partidas para "afrontar el proceso refrendario sobre el futuro político de Catalunya".

JxSí ha decidido no presentar su propia enmienda de modificación del polémico texto -que el Consell de Garanties Estatutàries (el 'TC catalán') considera contrario a la Constitución- y ha apoyado dos enmiendas, la de la CUP y la de Sí que es Pot. Joan Coscubiela ha advertido de que aprobar ambas propuestas era contradictorio. La de los cuperos, tal y como ha afirmado su portavoz, Anna Gabriel, mantiene el referéndum y suprime la referencia a llevarlo a cabo "en el marco de la legislación vigente en el momento de su convocatoria"; es decir, defiende el referéndum unilateral, mientras que la de Sí que es Pot -que también ha prosperado- añade una referencia clara de que la consulta ha de ser pactada. Ahora la Mesa tendrá que armonizar ambos textos para ver si son compatibles.

LA POSICIÓN DE FORCADELL

Antes de la votación, Forcadell había anunciado la nota que el secretario general y el letrado mayor de la Cámara han emitido este mismo miércoles, y que ha sido leída en el Pleno, en la que se advierte de la ilegalidad que supondría aprobar el proyecto de presupuestos con la referencia al referéndum. Los letrados avisan de que la disposición adicional 31 choca frontalmente contra lo que en su día dictaminó el Tribunal Constitucional en una interlocutoria. Y avisa que las enmiendas de JxSí y de CSQEP tampoco evitan la ilegalidad. Forcadell  ha detenido el pleno por espacio de cinco minutos para que los grupos afectados, la CUP y JxSí, decidieran si mantenían o retiraban la enmienda. 

"NO HACEN FALTA MÁS INFORMES"

En la toma de posición posterior al receso (en la que, por cierto, ha surgido un coro de voces internas anticapitalistas contrarias a dar apoyo a las cuentas), la CUP ha señalado que "no hacen falta más informes jurídicos". "No ignoramos la nota, la asumimos", ha señalado GabrielJordi Turull, de JxSí, ha insinuado que los letrados han variado de posición con respecto al pasado jueves. Joan Coscubiela (Sí que es Pot) ha afirmado que "sería bueno que el Parlament se respetara a sí mismo" y, por tanto, hiciera caso del dictamen del Consell de Garanties y de la nota de los letrados. 

Mientras, los grupos no soberanistas han intentado reiteradamente reclamar una reunión de la Mesa de la Cámara o bien de la Junta de Portavoces para analizar la situación de lo que se estaba a punto de votar.

Santi Rodríguez, del PP, tras alabar el trabajo de los letrados, ha aseverado que aquellos que fuerzan las leyes "para saltárselas no son demócratas". El líder socialista, Miquel Iceta, ha afirmado: "Todos sabemos lo que estamos a punto de hacer: votar unos presupuestos que prevén una partida para hacer un referéndum, algo sobre lo que la Generalitat no tiene competencias".

LA INTERVENCIÓN DE JUNQUERAS

Carlos Carrizosa, de C's, ha advertido de que la intervención del vicepresidente, Oriol Junqueras, en la que ha manifestado la intención del Govern de mantener el texto del proyecto de presupuestos, suponía "el cruce del Rubicón" del Ejecutivo, es decir, su caída en las acciones ilegales.

Finalmente, C's, socialistas y populares no han participado en las dos polémicas votaciones. Y en medio de esta fractura evidente del pleno el conjunto de los presupuestos ha quedado en un segundo plano y han sido aprobados gracias al anunciado apoyo de la CUP.