PRIMARIAS EN EL PSOE

PP y Podemos creen que les favorece una victoria de Díaz

Los populares confían en su perfil pactista y los morados opinan que les permite desmarcarse

Mariano Rajoy recibe a Susana Díaz en diciembre de 2014 en la Moncloa. 

Mariano Rajoy recibe a Susana Díaz en diciembre de 2014 en la Moncloa.  / J.M. PRATS

Se lee en minutos

PP y Podemos hacen una radiografía similar de la eventual victoria de Susana Díaz Susana Díaz como secretaria general en las primarias del PSOE. Aunque en público guardan escrupulosa neutralidad, en conversaciones informales admiten que, en el terreno orgánico, saldrían ganando con la presidenta de la Junta de Andalucía como líder. Para los populares, Díaz encarna la versión más pragmática de los socialistas, con predisposición a alcanzar pactos de Estado y entendimiento en cuestiones tan sensibles como la negociación de presupuestos o la reforma constitucional. No olvidan su posición ante el relevo de Pedro Sánchez y su influencia en la controvertida abstención que desbloqueó la investidura de Mariano Rajoy. Mariano Rajoy. 

Podemos opina que esa capacidad de pacto con los conservadores les permitiría desmarcarse por la izquierda del tablero frente al bipartidismo. Fuentes de la dirección confirman que, según sus análisis, una victoria de Díaz espolearía el malestar entre los simpatizantes socialistas ya desencantados, que podrían abrazar la fuerza morada como defensora de las esencias izquierdistas frente a un PSOE que renuncia a sus principios. Con Díaz a la cabeza, Podemos amalgamaría a PP y a PSOE en ese mismo nuevo concepto que trata de instalar en el imaginario colectivo: la trama. Esta etiqueta les daría margen para diferenciarse y reivindicarse como partido defensor de la pureza de los ideales, sostienen.

REORIENTAR AL PSOE

En la lectura de PP y Podemos también opera, con fuerza, la imagen de Sánchez. A los populares les inquieta su “radicalismo” y los guiños al nacionalismo, como su reciente defensa de la plurinacionalidad. A los podemistas les preocupa que, de recuperar la secretaría general, gire el rumbo del PSOE a una política más a la izquierda y que su mano tendida acabe siendo el abrazo del oso. Creen que Sánchez puede capitalizar bien su nuevo discurso, muy ‘podemizado’, y recuperar a los socialistas desengañados para que vuelvan a las siglas de las que provienen. 

Te puede interesar

Estos análisis, sin embargo, no se exhiben en público. Los líderes andaluces de PP y Ciudadanos -partido que sostiene a Díaz frente a la Junta- exigieron este lunes a la candidata que renuncie a su cargo si vence en las primarias.

El equipo de la presidenta entiende que las lecturas de populares y podemistas solo buscan dañar a Díaz porque de los tres aspirantes es la única que puede devolverle al PSOE su carácter de fuerza mayoritaria.