El juez del 'caso Pujol' pide comprobar si los documentos del pendrive están ya en la causa

En el pendrive hay 800 registros que podrían haberse incluido en el informe sospechoso

El magistrado dejó en cuarentena el documento hasta determinar de dónde provino la información

Jordi Pujol, el 11 de febrero del 2016, ante la Audiencia Nacional.

Jordi Pujol, el 11 de febrero del 2016, ante la Audiencia Nacional. / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Un total de 900 documentos, entre carpetas y registros (800), es lo que contenía el pendrive entregado hace una semana por el jefe accidental de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), José Manuel García Catalán, al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. Ahora el quid de la cuestión es determinar si esa información es nueva o ya se encontraba en el caso Pujol porque aparecía en el dvd que acompañaba el informe policial de abril de 2016, que despertó las sospechas del magistrado y que dejó en cuarentena hasta determinar su origen.

Fuentes jurídicas señalaron que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha encargado un informe pericial a la Unidad de Investigación Tecnológica (UTI) de la Policía para determinar si el pendrive hallado por el inspector jefe de la Sección Primera de la Brigada Central de Blanqueo y Anticorrupción "ordenando los diferentes cajones y armarios de su despacho" ya estaba en la causa. Las mismas fuentes explicaron que aparentemente coincide con el contenido del dvd que acompañaba al informe policial cuestionado.

De ser así no se trataría de un segundo lápiz de memoria, sino del citado en ese documento y sobre cuyo origen los altos mandos policiales que han declarado ante el juez han mostrado serias contradicciones en cuanto a su procedencia. Unos lo han atribuido al procedimiento seguido en el Juzgado de Instrucción número 14 de Barcelona en el que se investigó la grabación realizada por la agencia de detectives Método 3 en el restaurante La Camarga a la expresidenta del PP catalán Alicia Sánchez Camacho y Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Otros se han limitado a decir que se lo entregó un agente que no recordaba su procedencia y el exdirector de Método 3 Francisco Marco sostiene que los datos son fruto de un hackeo de los ordenadores de sus oficinas y ha presentado una denuncia por ello.

PRÓXIMAS DILIGENCIAS

Cuando el nuevo informe pericial esté concluido se remitirá a las partes, pero parece difícil que ya esté en su poder cuando comparezcan ante el magistrado el exnúmero dos de la Policía Eugenio Pino, citado para el jueves, y el exresponsable de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, que declarará como testigo al día siguiente. El 23 lo harán los exempleados de la agencia de detectives Método 3 Julián Ángel Peribáñez y Antonio Tamarit.

Noticias relacionadas

De momento, lo único seguro es que el lápiz de memoria Toshiba, de 8 GB de capacidad, con datos utilizados "en una investigación relativa" al clan Pujol, según el responsable de la Udef que lo entregó, viene a enturbiar aún más un caso en el que el juez se ha visto obligado a seguir dos líneas de actuación independientes: una para determinar la procedencia de la información utilizada por la Policía en uno de sus informes y otra para averiguar los delitos atribuidos a los Pujol, en la que sigue realizando diligencias.

Este mismo lunes el magistrado viajó a La Haya para tomar declaración a los dos holandeses, Jacob Broers y John Willekes MacDonald, imputados por ayudar a Oleguer Pujol y su exsocio Luis Iglesias a ocultar las comisiones cobradas en la operación de compraventa de 1.152 oficinas del Santander en 2007. Ambos se negaron a declarar.