05 abr 2020

Ir a contenido

La alcaldesa de Berga advierte de que "habrá hostias" en el proceso hacia la independencia

En una entrevista previa a la detención de Joan Coma, Montse Venturós afirma que "hay que conconcienciar a las personas" que el 'procés' "tendrá repercusiones en sus vidas"

La alcaldesa de BergaMontse Venturós, auguró ayer que en el conflicto entre Catalunya y España "habrá hostias que parirán terror" y pidió "que la gente se prepare".

Venturós deja claro que "lo que está pasando son los primeros embates que tendremos con el Estado español". "Que la gente se prepare porque aquí habrá unas hostias que darán miedo. Cuando se despierte el monstruo no estaremos hablando de si vamos a declarar o no", sentenció la alcaldesa de Berga, en una entrevista en 'Público', junto al edil de Vic, Jaume Coma, publicada horas antes de su detención.

"Es muy importante conocer y ser conscientes de que el proceso de independencia no saldrá barato. No será gratis. No será echar globos amarillos al cielo mientras cantamos y aplaudimos y esto es una toma de conciencia", considera Venturós.

En este sentido, lamenta que "vamos muy tarde a la hora de concienciar a las personas que esto tendrá repercusiones en sus vidas". A lo que Coma añade: "Cuando quieres un cambio para conseguir alguna cosa tienes que estar predispuesto a asumir las consecuencias".

En la misma entrevista Venturós también critica el desarrollo del 'procés': "Por la manera en que se está formalizando el relato parece que llegará un día que seremos independientes y se ha acabado el rollo. Y ya decidiremos después si somos de izquierdas o de derechas. ¡No hagamos el imbécil! Todos los pasos que estamos dando hoy hacia la república catalana determinan el futuro", sentencia Venturós.

Las declaraciones se produjeron antes de la detención de Joan Coma este martes por negarse a declarar el pasado 24 de octubre ante la Audiencia Nacional por un presunto delito de incitación a la sedición. El edil ha sido detenido por los Mossos d’Esquadra, que lo han entregado a la Guardia Civil, para ser trasladado a Madrid y puesto a disposición judicial.