Ir a contenido

BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

ERC podría alcanzar los 50 escaños en el Parlament y el PDECat sería la quinta fuerza

La CUP se hundiría pero los independentistas mantendrían su mayoría en la Cámara

Esquerra podría reeditar el actual Govern o apostar por un tripartito de izquierdas

Jose Rico

ERC podría alcanzar los 50 escaños en el Parlament y el PDECat sería la quinta fuerza

Aunque achacoso y a tiempos renqueante, el hámster del 'procés' no parece exteriorizar síntomas de fatiga después de cuatro años dándole vueltas a la rueda. Prueba de que el independentismo conserva una mala salud de hierro es que la misma semana en que sus actores han vuelto a tirarse los trastos a la cabeza, las decisiones judiciales han actuado nuevamente como ungüento para mantener en buena forma sus expectativas electorales. De celebrarse ahora elecciones catalanas, las fuerzas partidarias de la secesión repetirían su mayoría en escaños, que no en votos, según el Barómetro Político de Catalunya del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO. Cosa diferente sería cómo se repartirían entre ellos los hasta 73 diputados que podrían obtener. Porque si Junts pel Sí no se reeditase, Esquerra sacaría la mejor tajada a costa de desangrar a PDECat y CUP.

El partido de Oriol Junqueras no ha dejado de escalar posiciones desde que ostenta responsabilidades de gobierno, gracias a su habilidad para situarse en un segundo plano en todas las guerras entre la formación anticapitalista y la antigua CDC. Los republicanos lograrían hoy el 30,7% de los votos y entre 48 y 50 escaños. Desde la anterior encuesta, en mayo pasado, ERC ha ganado una decena de diputados y cinco puntos en voto estimado. Una pujanza cimentada sobre dos bases: seis de cada 10 votantes de Junts pel Sí en las elecciones del 27-S del 2015 escogerían ahora la papeleta de Junqueras, y uno de cada cuatro votantes de la CUP emigrarían al caladero republicano.

MARCA EN MÍNIMOS

El auge de Esquerra sería lo suficientemente fuerte para que el independentismo retuviese, e incluso pudiera aumentar en un escaño, su presente mayoría de 72 parlamentarios. Pero aún se queda corto para que los socios de Junts pel Sí pudieran gobernar sin depender de los 'cupaires'. El desplome de la formación anticapitalista, que cedería tres puntos respecto a los últimos comicios y pasaría de 10 a 6 escaños, permitiría que la suma de ERC y el PDECat se acercase un poco más a la mayoría absoluta, pudiendo quedarse a tan solo un diputado en la horquilla más alta.

El trabajo de campo del sondeo se efectuó del 12 al 14 de diciembre, es decir, en plena crisis (la enésima) entre el Govern y la CUP a cuenta de las detenciones de varios cargos 'cupaires' por la quema de fotos del Rey durante una manifestación en la Diada. La organización anticapitalista está pagando la factura más alta por su quebradizo apoyo al Ejecutivo de Carles Puigdemont. Su fidelidad de voto no llega al 40% y, además del 25% de votantes que se marcharían a ERC, perdería a otro 10% en beneficio de los comuns. La encuesta también coincidió con la suspensión por parte del Tribunal Constitucional del plan para convocar el referéndum el próximo año, dos días antes de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadelldeclarase ante el juez.

En este contexto, y pese a superar con éxito una cuestión de confianza y gozar el Govern de una buena valoración, el partido de Puigdemont no sale bien parado en esta encuesta. El PDECat, con el 11,5% de los sufragios (dos puntos menos que en mayo) podría caer hasta la quinta posición. Se mueve en una horquilla de entre 15 y 17 escaños, por debajo del PSC, Ciutadans y los 'comuns'. De quienes votaron a Junts pel Sí el año pasado, solo dos de cada 10 elegirían ahora la papeleta de PDECat.

COMBINACIONES DE IZQUIERDAS

Así las cosas, el secesionismo seguiría sin alcanzar la mayoría absoluta en votos. La suma de ERC, PDECat y CUP sería del 47,4%, cuatro décimas inferior a la marca registrada en las elecciones "plebiscitarias". La novedad respecto al barómetro anterior es que esta vez sí habría una fórmula de gobierno alternativa a la vigente. Mejor dicho, habría dos opciones de tripartito de izquierdas, porque tanto el PSC como los comuns mejorarían sus resultados. Pese a la honda crisis del PSOE, los socialistas catalanes saltarían de 16 a 19-21 escaños, recuperación que les devolvería la condición de primer partido de la oposición y frenaría las expectativas de la nueva marca de los colauistas, hoy en fase embrionaria. Se quedarían con 15-16 diputados, mejorando en todo caso los 11 de Catalunya Sí que es Pot.

Con esta alineación parlamentaria, Junqueras podría plantearse reeditar el actual Govern con los posconvergentes o probar de nuevo con un tripartito progresista, en este caso junto con los 'comuns' y la CUP (69 escaños en la horquilla más baja y 72 en la más alta). Una segunda combinación, a priori mucho más estable pero realmente mucho menos plausible, pasaría por conjugar a ERC y los colauistas con el PSC (82 diputados en la horquilla más baja y 87 en la más alta). Pero cualquiera de los dos experimentos obligaría a Esquerra a moderar, más o menos, la velocidad del camino hacia Ítaca.

Ficha técnica

-Técnica de investigación: entrevistas telefónicas.
-Universo: población de 18 años y más en Catalunya.
-Número de entrevistas: 800.
-Muestreo: Estratificado por dimensión de municipio con selección aleatoria de hogares y cuotas cruzadas de sexo y edad.
-Error de la muestra: +/- 3,5% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.
-Trabajo de campo: del 12 al 14 de diciembre.

0 Comentarios
cargando