25 sep 2020

Ir a contenido

LA DUODÉCIMA LEGISLATURA

Zoido renueva toda la cúpula del Ministerio del Interior

El sustituto de Fernández Díaz y exalcalde de Sevilla se rodea de un equipo de andaluces de su confianza

El exregidor de Córdoba Antonio Nieto estará al frente de la Secretaría de Estado de Seguridad

Juan Ignacio Zoido.

Juan Ignacio Zoido.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, renovará toda la cúpula de su departamento que en la anterior legislatura dirigió Jorge Fernández Díaz. El número dos será el diputado del PP Antonio Nieto, exalcalde de Córdoba, que estará al frente de la Secretaría de Estado de Seguridad. El nuevo director de la Guardia Civil será  José Manuel Holgado, magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla, y el de Tráfico, Gregorio Serrano, procedente del grupo municipal popular del Ayuntamiento de Sevilla. El director de la Policía será Germán López, exconcejal de Badajoz.

Zoido, que fue alcalde de Sevilla entre el 2011 y el 2015, confía en su compañero de partido la gestión del día a día de una de las carteras más sensibles para las políticas de Estado al tener que hacer frente a la amenaza del terrorismo yihadista, además de la disolución de ETA y la lucha policial contra la corrupción y el crimen organizado.

Nacido el 10 de abril de 1970, Nieto es licenciado en Derecho. Ingresó en la política en 1991 a través del Centro Democrático y Social (CDS). Casado y con dos hijos, asumió diferentes cargos en el PP andaluz como coordinador electoral. En el 2003 fue el sustituto del actual presidente de la Comisión de Interior en el Congreso, Rafael Merino, como portavoz en el Ayuntamiento de Córdoba. En el 2011 conquistó con mayoría absoluta la alcaldía de Córdoba que, al igual que Zoido en el caso de Sevilla, abandonó cuatro años después cediendo el sillón al PSOE.

Actualmente era diputado en la Cámara baja, donde ejercía de portavoz de la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas y de vocal de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

UN JUEZ, AL FRENTE DE LA BENEMÉRITA

En cuanto al nuevo director de la Guardia Civil, de 56 años, fue número dos de su promoción y, hasta ahora, magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla, donde fue ponente encargado de recursos relativos a la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo. También ejerció con anterioridad en el Juzgado de lo Penal 10 de Sevilla.

Holgado relevará a Arsenio Fernández de Mesa al frente de la Dirección General de la Guardia Civil, uno de los puestos junto con el de la Policía --que ejercía hasta ahora Ignacio Cosidó--, de más relevancia en la estructura del Gobierno.

El nuevo director general de Tráfico, por su parte, fue, como portavoz adjunto, uno de los colaboradores más cercanos a Zoido en su etapa como alcalde de la localidad.

UN INGENIERO AGRÓNOMO EXTREMEÑO

La Policía estará ahora dirigida por un ingeniero agrónomo. Ha sido diputado entre los años 2000 y 2008 y, en mayo del 2012, ocupó el cargo de delegado del Gobierno en Extremadura. El propio Zoido fue también representante del Ejecutivo en Castilla-La Mancha y en Andalucía antes de presidir el Ayuntamiento de Sevilla.

La legislatura con Fernández Díaz al frente de Interior ha sido la primera de la democracia sin atentados terroristas y ha tenido al hasta ahora secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, como el responsable directo del día a día del Ministerio. Una etapa, además, marcada por las críticas de la oposición a la excesiva politización de las fuerzas de seguridad, sobre todo por la estrategia para hacer frente al independentismo, la conocida como 'operación Cataluña'.

EL YIHADISMO

Desde el 2011 se ha detenido en España a 26 personas vinculadas con el yihadismo, la principal amenaza para la seguridad nacional; 657 si se contabilizan los terroristas desde los atentados en Madrid del 11 de marzo del 2004, según datos de Interior. Desde entonces, el curso con más operaciones antiterroristas ha sido el 2015, con 36, año en el que se activó el nivel 4 --de 5 posibles-- de alerta antiterrorista.