29 oct 2020

Ir a contenido

El Rey pide "desdramatizar" una reforma de la Constitución

Traslada a Domènech su preocupación por el conflicto en Catalunya

Felipe VI recibe a Rivera, Iglesias, Fernández y Rajoy hasta primera hora de la tarde

Iolanda Mármol

Albert Rivera ratifica su apoyo a la investidura de Rajoy y en un lapsus aventura que el pleno será mañana. / VÍDEO: ATLAS

Albert Rivera ratifica su apoyo a la investidura de Rajoy y en un lapsus aventura que el pleno será mañana.
Iglesias: Los diputados no tienen restringidos sus derechos civiles y pueden participar en movilizaciones

/

El Rey ha expresado este martes su deseo de que la reforma de la Constitución se "desdramatice" y se afronte con sentido común y diálogo en esta legislatura. Así se lo ha trasladado al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, en la audiencia previa a la convocatoria de la investidura de Mariano Rajoy. Según el líder valenciano, Felipe VI ha manifestado su confianza de que esta reforma se aborde desde la serenidad. "A veces hay que desdramatizar los temas desde el sentido común", ha revelado Baldoví en su comparecencia posterior a la conversación con el Rey.

La posibilidad de una reforma constitucional ha estado presente también en la audiencia con Pablo Iglesias. "El jefe del Estado es consciente del carácter simbólico de sus funciones y que no puede proponer una reforma de la Constitución", ha explicado en su comparecencia tras el encuentro. El líder de Podemos le ha transmitido que es "bastante pesimista" sobre las posibilidades de que un gobierno del PP reforme la Carta Magna y aborde el encaje de un nuevo modelo territorial "con altura de Estado en un debate sobre la plurinacionalidad".

El monarca ha abordado largamente el conflicto catalán en su conversación con Xavier Domènech, que ha ocupado casi la totalidad de su audiencia, y se ha mostrado "preocupado" por el escenario político que Catalunya aborda los próximos meses.  Según ha explicado el líder de En Comú Podem, han ahondado en las posibilidades de resolución y la necesidad de dialogar para encontrar fórmulas que lo permitan a lo largo de esta investidura. "Es algo que le preocupa", ha señalado Domènech, que le ha trasladado su apuesta por la convocatoria de un referéndum. 

Además Felipe VI ha conversado con algunos de sus interlocutores sobre la convocatoria de la manifestación 'Rodea el Congreso', prevista para la investidura. El secretario general de Podemos ha confirmado que acudirá a saludar, pero que ocupará también su escaño en el hemiclo para votar en contra de Rajoy. Alberto Garzón ya adelantó este lunes lo mismo. Compromís decidirá en una reunión esta tarde si sus diputados acuden o no a la protesta. Iglesias ha explicado que el Rey no le ha preguntado sobre esta protesta ni sobre las movilizaciones sociales. 

También ha pasado por Zarzuela esta mañana el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha confirmado al Rey su apoyo a Rajoy. El político catalán ha defendido la reforma de la Constitución y ha recordado que la incluyó en los dos acuerdos que firmó estos meses atrás con el PP y el PSOE para sus respectivas investiduras fallidas. Rivera no ha querido desvelar si ha hablado de este asunto con el Monarca.

Respecto a la manifestación, el líder del partido naranja ha censudado que Unidos Podemos apoye una manifestación que quiere rodear el mismo Congreso que les "paga el sueldo".

RAJOY, EL ÚLTIMO

Es la cuenta atrás para la convocatoria de la investidura de Rajoy. El Rey recibe este martes a los últimos cinco líderes políticos en las consultas previas que son preceptivas antes de nombrar un candidato a la presidencia. Las audiencias han comenzado a las nueve y media de la mañana, con la conversación con Joan Baldoví, el portavoz de Compromís. Rajoy, a las tres y media de la tarde, cerrará la ronda.

Tras la conversación con el jefe popular, Felipe VI se pondrá en contacto con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a quien le comunicará el nombre del candidato que parece reunir apoyos suficientes y será ella la que convoque, de inmediato, el pleno de investidura. El calendario puede ponerse en marcha este mismo miércoles, con la intervención de Rajoy, o comenzar el jueves, lo que implicaría que la votacuón definitiva es el domingo en vez del sábado.