09 jul 2020

Ir a contenido

LA RESACA DE LA DIADA

Los Mossos investigan la quema de fotos del Rey en la manifestación anticapitalista de la Diada

Los asistentes a la marcha convocada por la CUP también prendieron fuego a banderas y páginas de la Constitución

"En un país que se dice democrático, estas expresiones tienen que tener cabida", justifica la diputada de la CUP Anna Gabriel

Manifestación de la CUP el día de la Diada. / ATLAS

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación de oficio por la quema de fotografías del rey Felipe VI durante la manifestación anticapitalista de la Diada que se celebró en Barcelona tras la convocatoria de la ANC y Òmnium Cultural.

Unas 2.300 personas (según la Guardia Urbana; 5.000, según los organizadores) asistieron este domingo a la marcha --convocada por la CUP, Arran, Endavant, Alerta Solidaria, el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans y la Candidatura Obrera Sindical-- bajo el lema 'Desobediència' y algunas de ellas participaron en la quema de fotografías del Monarca, así como de banderas de España, Francia y la UE, y de páginas de la Constitución, a la que culparon de oprimir sus derechos y libertades.

La policía catalana está trabajando para identificar a los que participaron en la quema de unos folletos que se repartieron con la imagen del Rey y, en el reverso, la primera página de la Carta Magna. Estas acciones pueden ser constitutivas de un delito contra la Corona. Una vez concluyan sus pesquisas, los Mossos remitirán las diligencias a la Audiencia Nacional, que es el tribunal que se encarga de juzgar este tipo de casos.

La Fiscalía, según han informado a Efe fuentes del ministerio público, abrirá diligencias en cuanto reciba el atestado de los Mossos, que está previsto que sea esta misma tarde o mañana martes.

DENUNCIA CONTRA LA CUP

El PP catalán, por su parte, ha anunciado que este miércoles presentará ante la fiscalía una denuncia "contra los autores y contra la CUP por los hechos sucedidos ayer". "A  ver si estos radicales entienden que pueden defender sus ideas por muy radicales que sean, pero no permitiremos que se dediquen a quemar los símbolos que tenemos", ha subrayado en rueda de prensa el coordinador general del partido, Xavier García Albiol.

Albiol ha aprovechado su intervención para atacar al Govern por el "espectáculo" que, a su juicio, han dado sus socios en el Parlament y ha afeado que el vicepresidente, Oriol Junqueras, haya evitado censurar públicamente, durante una entrevista radiofónica, a los anticapitalistas: "Me produce una gran decepción que no tenga valentía y gallardía de denunciar una quema de banderas para no molestar a sus socios; hay cuestiones que están por encima del tacticismo político".

A CARA DESCUBIERTA

La quema de fotos del Rey es una práctica bastante habitual en las concentraciones de la izquierda anticapitalista, aunque normalmente se encargaban de hacerlo una o varias personas encapuchadas. Sin embargo, en esta ocasión fueron decenas de manifestantes los que, a cara descubierta, prendieron los folletos con el rostro del Monarca con unas antorchas.

La marcha discurrió entre la plaza de Urquinaona y la explanada del Born y durante la misma se gritaron lemas como 'Quien siembra la miseria recoge la rabia', 'Abramos fronteras', 'Fuera fascistas de nuestros barrios' y el clásico 'I-inde-indepedència'.

La quema de las banderas, en cambio, estuvo protagonizada por una decena de encapuchados y algunos manifestantes intentaron impedir que los medios de comunicación pudieran grabar imágenes y tomar fotografías, como puede comprobarse en el vídeo que ilustra esta noticia.

Asimismo, durante el recorrido de la manifestación, la cuenta de Twitter de la CUP Capgirem BCN publicó el mensaje: "Si el rei vol corona, corona li darem, que vingui a Barcelona i el coll li tallarem", junto con un vídeo de un momento de la protesta.

La diputada de la CUP Anna Gabriel justificó durante la protesta estas acciones. "Hay gente que necesita expresar cuál es su estado de ánimo y en un país que se dice democrático estas expresiones también deben tener cabida".