El PSOE andaluz pide a Sánchez que "no engañe" con un pacto con C's y Podemos

Los afines a Díaz piden que Rajoy de un paso atrás para abrir la puerta al debate sobre la abstención

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. / EFE / JULIO MUÑOZ

Se lee en minutos

JULIA CAMACHO /SEVILLA

El posible acercamiento de Pedro Sánchez Ciudadanos Podemos para intentar un gobierno alternativo ha encontrado el rechazo entre los suyos incluso antes de que el secretario general del PSOE lo hiciera público. Casi al mismo tiempo que comparecía Sánchez en rueda de prensa, el PSOE andaluz le pedía públicamente que “dejara de engañar y distraer” porque esa fórmula es inviable debido a los vetos cruzados de ambas formaciones. Y aunque concedían que la dirección federal estaba actuando “con buena voluntad”, se mostraban tajantes. “No engañemos más a los ciudadanos al pensar que estamos en un camino que puede dar sus frutos”, ha advertido el secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, “porque podemos cansar a la gente”.

Ha sido el número 2 de la baronesa socialista Susana Díaz a quien le ha tocado lidiar y tratar de explicar las opciones que quedan por delante. El secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha rechazado en varias ocasiones la celebración de unas terceras elecciones que los ciudadanos no entenderían y no sería buena “para el país, la credibilidad internacional de España ni su funcionamiento”. Y ha cerrado la puerta a un gobierno alternativo encabezado por los socialistas porque aunque la suma aritmética sea posible es “inviable” en términos políticos.

Díaz pide "reflexión"

Justo antes de entrar se limitaba a señalar a los periodistas que en estos momentos lo que les toca a los socialistas es “reflexionar y debatir” sobre lo que es mejor para el país. “Tengan la convicción de que estamos en eso, es lo que tenemos en la cabeza siempre y es lo que vamos a llevar a cabo”.

La abstención socialista que dé paso a un gobierno del PP es, por tanto, la única alternativa que parecen contemplar desde el Sur, la federación más poderosa en número del PSOE. Aunque públicamente los socialistas andaluces indican que no están en eso, porque, entre otros elementos, “aún  no se ha producido el debate que lleve a esa conclusión”. Un debate que se debe producir en una reunión del comité federal del PSOE que “estén seguros que se celebrará”, ha dicho Cornejo, más después del fracaso de Rajoy en la segunda votación.

No obstante, y en la línea de lo marcado en días pasados por Felipe González, los socialistas andaluces han empezado a evidenciar que este posicionamiento no saldrá gratis. El primer paso para abrir cualquier debate sería el paso atrás de Mariano Rajoy. Cornejo, uno de los hombres del núcleo duro de Díaz, ha reprochado que el líder del PP aspire a ser presidente de nuevo “por su cara bonita”, y no ha dudado en considerarle uno de los “problemas actuales del país”.

LA JUSTIFICACIÓN

Noticias relacionadas

El PSOE-A justifica esta petición por “el rechazo que produce” el actual líder del PP, “por su incapacidad y falta de liderazgo social”, por lo que considera que “un acto de generosidad” así ayudaría “mucho” a destensar la situación. “No se merecen gobernar este país, no solo por el daño que han hecho en los últimos cuatro años, sino también porque a pesar de estar en minoría son unos arrogantes, y el mismo día de la investidura propone al exministro Soria para el Banco Mundial porque dice que es un puesto de funcionario”, arremetió contra el PP, “si con una mano firman un pacto anticorrupción y con la otra estaban proponiendo a Soria”.

Cornejo insistió en que no se trata de una condición formal, sino una “reflexión”, insinuando que tras la marcha de Rajoy el PP tendría más fácil lograr el apoyo de otras formaciones y desbloquear la investidura. De hecho, preguntado sobre si una renuncia de Rajoy llevaría al PSOE andaluz a valorar esa abstención, Cornejo se ha mostrado “incapaz” de avanzar en esa posición. “Cuando lleguemos al río cruzaremos el puente”, se ha limitado a decir. No obstante, el secretario de organización de los socialistas andaluces ha asegurado “no descartar” ningún escenario y ha pedido calma y prudencia a la espera de que se vayan desarrollando los acontecimientos y los procedimientos establecidos. “Seamos rigurosos”, ha dicho, pidiendo “lealtad” a los cargos del partido y respeto a los procedimientos establecidos.