09 jul 2020

Ir a contenido

LA NUEVA LEGISLATURA

España cumple 214 días sin gobierno

Solo Bélgica, Moldavia, Camboya e Irak han estado más tiempo en situación interina

JOAN CARLES CANELA / BARCELONA

Este miércoles se cumplen 214 días sin gobierno en España. La elección de una nueva presidencia del Congreso es un paso necesario para la investidura de un nuevo presidente y la elección de gobierno. Tras el 20-D, los complejos resultados condujeron a una ardua negociación con resultados por todos conocidos: la repetición de las elecciones. El 26-J arrojó un panorama nuevo aunque no más propicio, haciendo necesaria la participación activa de diversos partidos (a menos que pacten el PP y el PSOE) para designar un presidente.

Con la repetición de los comicios, España ha entrado ya en el 'top 5' de países con más tiempo sin gobierno, solo por detrás de Bélgica (541), Moldavia (528), Camboya (352) e Irak (con 289 días). Esta situación se podría extender, si no hay un acuerdo, hasta otoño. Hasta entonces, el Ejecutivo de Mariano Rajoy seguirá en funciones, esquivando o tratando de esquivar el control parlamentario.

Hay quienes ironizan que con esta interinidad no se está tan mal porque no hay más recortes y mientras los corruptos de todos los colores van desfilando por los juzgados. Recuerdan algunos el ejemplo de Bélgica. España está aún lejos del récord absoluto que ostentan los belgas, que estuvieron la friolera de 541 días con un Ejecutivo en funciones, aunque no se atisba gobierno como mínimo hasta agosto. Y serían ya ocho meses. Por cierto, durante aquellos 541 días sin gobierno en Bélgica, lejos de hundirse el país, la economía creció y el paro bajó, aunque bien es cierto que al mismo tiempo se incrementaron los problemas de seguridad y la amenaza yihadista. A ello hay que sumar las presiones de la UE para que los estados presenten gobiernos estables.

EL PRECEDENTE CATALÁN

Desde el 28 de septiembre hasta el 12 de enero, día en el que Carles Puigdemont fue oficialmente investido presidente de la Generalitat, pasaron 106 días. Tres meses y medio en los que desde todo tipo de tribunas madrileñas se oyeron y leyeron mofas, chascarrillos y exabruptos contra Artur MasJunts pel Sí y la CUP por la parálisis política de Catalunya. La Moncloa ha superado ya ese registro de la Generalitat, y hace tiempo que batió el anterior récord de un Gobierno en funciones en España: 62 días (los que tardó José María Aznar en granjearse la investidura en 1996).