28 oct 2020

Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Un nuevo golpe contra la corrupción pone otra vez a CDC en la picota

Dos exalcaldes detenidos y registros en ayuntamientos por adjudicaciones a dedo

El Govern esgrime el 'Fernándezgate' para poner sordina a la operación

XABI BARRENA / J. G. ALBALAT / BARCELONA

Entre los consistorios registrados están Tortosa (Tarragona) y Chinchón (Madrid) / FOTO: JOAN REVILLAS VIDEO:ATLAS

Nueve días después del 26-J, 14 después de que se publicaran las conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Diaz y el director de la Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso, y tres días antes del inicio del congreso de refundación de CDC. Este es el convulso contexto (aunque, ¿cuándo no lo es?) en que este martes se ha desarrollado la operación Térmyca contra presuntos delitos contra la Administración pública, organización criminal y blanqueo de dinero en varios ayuntamientos de toda España. 44 registros en 10 provincias, cuatro más en Andorra y un total de 12 detenidos (entre ellos dos exalcaldes de CDC) son las cifras de una investigación cuyos tentáculos llegan hasta el 'president' Carles Puigdemont. El Govern y CDC respondieron a una recordando la grabada y repetida conspiración de Fernández Diaz en las cintas. Para la portavoz del Govern, Neus Munté, el titular de Interior es el "autor intelectual" de la operación.

@EPGraficos

Los 23 ayuntamientos afectados por la operación Termyca.

Lo que se investiga, en concreto, es la creación, por parte de una serie de ayuntamientos, de empresas públicas municipales para evitar el control de los interventores y la oposición política, a las que desviaban partidas presupuestarias. El dinero era readjudicado a la consultora-auditora Efial y llevado a Andorra. Cuando Efial fue comprada por CGI, esta exportó el ‘modus operandi’, hasta entonces circunscrito a Catalunya, al resto de España. Los ayuntamientos donde se ha personado la Guardia Civil son Tortosa, Ascó, Vandellós, L’Hospitalet de l’Infant y L'Ametlla de Mar, en Catalunya, y Torrejón de Ardoz, Miraflores de la Sierra y Chinchón, en la Comunidad de Madrid.

La investigación se salda con 12 detenidos por una red de amaño de contratos y desvío 
de dinero a Andorra

¿Por qué CDC vuelve a estar en el centro de las miradas si la Guardia Civil ha entrado, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Chinchón? La operación Térmyca nace en el juzgado de El Vendrell que investigaba el 'caso 3%' de presunta financiación ilegal de CDC. La aparición en esas pesquisas de contratos de ayuntamientos de la órbita convergente con Efial llevó al juez a investigarla, creando para ello una pieza separada. Térmyca, por tanto, nace como un efecto colateral del 3%, pero no parece que, en esta ocasión, se trate del llenado de las arcas del partido, sino de un entramado societario fraudulento para beneficio de personas físicas.

RELACIONES PELIGROSAS

Efial no es el único nexo de unión entre el 'caso 3%' (o la operación Petrum, como se bautizó en su día) y la Térmyca. Este martes la Guardia Civil ha detenido a Josep Maria Bassols, que ya fue arrestado en otoño. Bassols fue jefe de campaña de Puigdemont en las elecciones que le auparon a la alcaldía de Girona, en el 2011. Además, durante la etapa del actual ‘president’ como alcalde, el ayuntamiento contrató cinco veces con Efial. La Fiscalía Anticorrupción ha reclamado a la Oficina Antifrau toda la información sobre esos contratos, una documentación que fuentes de CDC recuerdan que ya fue entregada a Antifrau en marzo pasado.

Por todo ello, el PP y Ciutadans, y también el PSC, se han apresurado a exigir la comparecencia del ‘president’. La CUP también ha animado a Puigdemont a explicarse.

CONVERGÈNCIA SALE EN TROMBA

La respuesta de CDC fue en tromba. Si cuando no tenía más que sospechas se escudaba, por ejemplo cuando la operación Petrum, en presuntas conspiraciones del Estado, cuando estas han quedado demostradas la virulencia ha aumentado. Primero, críticas al “circo mediático” montado, según Munté “para ensuciar la honorabilidad de determinadas personas y líderes políticos en momentos estratégicos”.

Segundo, la cercanía del congreso refundacional de CDC en un nuevo partido, en buena parte por el descrédito de la actual marca a causa de los casos de corrupción. “Hemos visto recientemente como actúa el ministro” ha aseverado el coordinador de régimen interno convergente, Francesc Sànchez, “y estas actuaciones a tres días del congreso refundacional nos remiten al aparato del Estado y sus medios propios de las cloacas”. Y ha sentenciado : “Mientras Jorge Fernández Díaz esté al frente de Interior habrá siempre la sospecha de que quiere hacer daño a Convergència y al ‘procés’”.