EL 'FERNÁNDEZGATE'

'Público' entrega a la fiscalía las grabaciones de Fernández Díaz y De Alfonso

Los responsables del diario 'on line' han facilitado un lápiz de memoria con las dos conversaciones entre el ministro y el exdirector de Antifrau

El exdirector de la Oficina Antifrau Daniel de Alfonso y el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

El exdirector de la Oficina Antifrau Daniel de Alfonso y el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.
Daniel de Alfonso, el ya exdirector de la Oficina Antifrau de Catalunya, durante su comparecencia en el Parlament.

/

Se lee en minutos

El diario 'Público' ha entregado a la Fiscalía General del Estado los archivos digitales de audio de las grabaciones que este medio está difundiendo sobre las conversaciones entre el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y el ya exdirector de la Oficina Antifrau de CatalunyaDaniel de Alfonso.

Según informa el propio diario on line, se trata de un lápiz de memoria que contiene dos conversaciones mantenidas en el despacho del ministro y que ha entregado a la Fiscalía junto con un escrito de presentación, en el que se expone que las grabaciones "íntegras" fueron supuestamente mantenidas los días 2 y 16 de octubre de 2014.

RECIBIDO DE FORMA "ANÓNIMA"

Los archivos de audio fueron recibidos en la redacción de forma "anónima", añade el diario en dicho escrito entregado junto a las grabaciones "por si procediera realizar de oficio algún tipo de actuación o diligencia, sin hacer valoración jurídica alguna sobre su objeto y contenido".

Te puede interesar

El pasado viernes, los responsables de 'Público' se negaron a entregar las grabaciones a dos agentes de la Policía Nacional que acudieron a su redacción solicitando dichos audios, pues estos acudieron sin mandamiento judicial.

Nada más estallar el escándalo, en la recta final de la campaña electoral, Fernández Díaz anunció que había ordenado abrir una investigación sobre la grabación de sus reuniones en su despacho oficial. De momento, la única víctima política que se ha cobrado el caso es De Alfonso, que este miércoles fue destituido por el Parlament como responsable de Antifrau.