30 mar 2020

Ir a contenido

LA PLURALIDAD DE ORÍGENES EN LAS CORTES

No es Congreso para inmigrantes

Solo 8 de los 350 diputados elegidos el 20-D habían nacido fuera de España

Más de 4,5 millones de extranjeros se volverán a quedarse sin votar ni ser candidatos

Roger Pascual

No es Congreso para inmigrantes

REUTERS / ANDREA COMAS

¿Cuántas veces hemos escuchado que el Congreso refleja la pluralidad de España? Eslógan fantástico, igual que aquel de Hacienda somos todos (y que la Abogacía del Estado recordó en el 'caso Nóos' que es solo "un eslógan publicitario sin rango jurídico"). La realidad es que el Congreso es terreno vetado para los inmigrantes, ya que ninguno de los 4.601.272 extranjeros registrados en España pueden presentarse a las elecciones del 26-J ni votar. 

Pese a que un 13,3% de la población española (6.109.202) nació en el extranjero, solo 8 de los 350 diputados (2%) elegidos el 20-D habían nacido fuera. Estos diputados eran hijos o nietos de emigrantes españoles y llegaron a España siendo niños o muy jóvenes. Todos menos Ana María Surra

Ana María Surra

DIPUTADA DE ERC

"Luchamos por el voto de los inmigrantes, aunque no tengan la nacionalidad. Es espantoso que no podamos votar" 

única que logró la nacionalidad por residencia. Nació en Montevideo (Uruguay) y, tras escapar del golpe de Estado, vivió en Chile, Panamá, Bélgica y Francia antes de regresar a su país. En 1998 desembarcó en Barcelona para vivir con su hijo y, tras ser una sinpapeles, acabó como número cuatro en la lista de ERC en los anteriores comicios. "Es espantoso que no podamos votar. Los inmigrantes no tenemos la voz necesaria en una instancia donde representamos una gran parte de la sociedad".  Ella defiende que los extranjeros también puedan votar. "Luchamos por el voto de los inmigrantes, aunque no tengan la nacionalidad. Tenemos todas la obligaciones pero ningún derecho". Tras señalar que España es el partido más atrasado en este aspecto, lamenta que los extranjeros sean los grandes olvidados. "Como no votamos no somos coste politico y en cada elección hay algunos que están matándonos por un puñado de votos. Somos medio ciudadanos". 

"Aún queda mucho trabajo por hacer. El nivel de representación está muy alejado del que tienen en Bélgica, Francia o Holanda", coincide Mohammed Chaib, que irá en el número 6 por Barcelona del PSC. Nacido en Tànger (Marruecos), aterrizó en Catalunya a los cuatro años y, por su experiencia personal, no entiende las barreras que impiden a los inmigrantes votar. "Comprendo que se deje votar solo a los españoles, pero hay que facilitar la nacionalidad. No es normal que los marroquíes tengan que esperar 10 años para pedir la nacionalidad cuando con, cinco de residencia, ya puedes demostrar integración. Si quieres generar sentimiento de pertenencia, lo mejor es darles esta posibilidad".

Teófilo De Luis Rodríguez es de origen cubano y, tras la revolución castrista, este nieto de españoles se instaló en Madrid a los 11, previa escala de casi tres años en EEUU. Una infancia sin raíces ni recuerdos le impulsó a dedicarse en política. "Mis primeros recuerdos son con 13 años y eso me hizo desarrollar una vocación enfermiza por el servicio público porque he sentido lo que supone una juventud apátrida, sin nacionalidad, ser como un marciano". El veterano diputado del PP, que recuerda que en todos los países se exige la nacionalidad para votar en unas generales, explica que la poca presencia de diputados nacidos fuera de España se debe a las prioridades de la mayoría de inmigrantes. "Muchos vienen buscando el progreso que España puede ofrecer. Mi padre quería empezar una vida nueva y, como a muchos otros, lo que más le preocupaba era sobrevivir".

Su compañero de partido Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, y Rita Bosaho, diputada de Podemos, nacieron en Tetuán y Guinea Ecuatorial cuando aún eran territorio español, igual que 7.388 personas nacidos en antiguas colonias cuando aún ondeaba la bandera española. Bosaho, que lleva más de 30 años en España, se convirtió el 20-D en la primera diputada negra del Congreso. "España es un país diverso y multicultural pero no se representa esta diversidad como debería de ser en las instituciones. Es un problema estructural, que debe de irse subsanando conforme se vayan ampliando la base de los derechos. El derecho a voto y participación de la población extranjera de nuestro país es prioritario porque ya participan económicamente". Como recuerda, el programa electoral del 20-D Podemos ya planteaba el "derecho a voto y a la participación política de la población extranjera residente en nuestro país". Entre otras medidas, propugnaba regular el derecho de sufragio reformando la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, reducir los plazos de residencia para acceder a estos derechos y suprimir la prohibición de crear partidos políticos por parte de extranjeros.

Los hijos de la emigración

- Rafael Simancas y Pilar Cancela (PSOE)

Hijos de emigrantes españoles en Alemania, llegaron a España con 8 y 6 años, respectivamente.

- Enric Bataller (Compromís)

Pisó por España por primera vez con cuatro meses después de haber nacido en Yverdon (Suiza) 

- Ramón Antonio Socias (PSOE) y Pedro Quevedo (Nueva Canarias) 

Nacidos ambos en Caracas, tras dejar su Venezuela natal pasaron su infancia en Mallorca y Canarias.

- Melisa Rodríguez (Ciudadanos)

Sus padres canarios emigraron a Londres por un año pero se quedaron 18 y volvieron cuando ella tenía 15 meses.

- Ana María Surra (ERC)

Nació en Montevideo (Uruguay) y, tras escapar del golpe de Estado, vivió en Chile, Panamá, Bélgica y Francia antes de regresar a su país. En 1998 desembarcó en Barcelona para vivir con su hijo.

- Teófilo De Luis Rodríguez (PP)

Nació en Cuba y, tras la revolución de Castro, este nieto de españoles se instaló en Madrid a los 11, tras una escala de casi tres años en EEUU.