El Govern ultima la alternativa a suspensión de la ley de emergencia social

Munté critica la insensibilidad del Gobierno español y reitera que mantendrán el derecho a la vivienda

Neus Munté, portavoz del Govern, tras la reunión de Govern en la Generalitat.

Neus Munté, portavoz del Govern, tras la reunión de Govern en la Generalitat. / RICARD CUGAT

1
Se lee en minutos
ROGER PASCUAL / BARCELONA

Después de que el Tribunal Constitucional haya suspendido cautelarmente este martes parte de la ley catalana de emergencia social, la Generalitat prepara ya la alternativa para poder mantener los objetivos de esa norma. Así lo ha sentenciado Neus Munté, portavoz del Govern, después de la reunión del ejecutivo catalán, que ha acordado también llevar al alto tribunal un recurso a la ley española de FP por invasión de competencias.

Noticias relacionadas

"Era una noticia previsible y esperada. Solo desconocíamos la concreción", ha explicado. Tras negar que la alternativa exprés que plantearon a principios de mayo estuviera encallada, ha puesto en valor que habían mantenido con los impulsores de la ILP, las entidades sociales y las municipalistas y el consejo de abogados para mantener el derecho a la vivienda de las personas más vulnerables y evitar deshaucios. "En las próximas horas se hará un análisis en detalle de los puntos para cerrar la propuesta del texto. Se iniciará la tramitación ordinaria de ese decreto, con lectura única, para que se mantenga los objetivos irrenunciables de la ley".

La reunión en abril entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, en la que el 'president' de la Generalitat propuso poner fin a la escalada de recursos al TC, no ha logrado frenar la judicialización de las relaciones entre ambos ejecutivos. "El 'president' Puigdemont le pidió más política y menos judicializacion pero la reacción del Gobierno central ha sido una decepción y muestra de insensibilidad. Ante una reacción injusta estamos preparando una respuesta transversal".