Ir a contenido

Susana Díaz anticipa que Sánchez será presidente "si gana" las elecciones

"El principal apoyo del secretario general está en Andalucía. No hay más que ver los votos", señala la presidenta

Juan Ruiz Sierra

Susana Diaz. 

Susana Diaz.  / JUAN MANUEL PRATS

Susana Díaz ha sacado pecho este miércoles de los resultados que los socialistas lograron el pasado 20 diciembre en Andalucía, así como de los que, en principio, volverán a conseguir en las elecciones generales del próximo 26 de junio. La autonomía, la más poblada de todas y la que aporta mayor número de diputados (61 de 350), fue en los últimos comicios el principal baluarte del PSOE, donde sacó dos puntos y medio al PP. “El principal apoyo que tiene Pedro Sánchez es Andalucía y no hay nada más que mirar los votos. El 26 de junio lo volverá a encontrar”, ha dicho en una conferencia en Madrid la presidenta de Andalucía y principal referente del partido.

Al mismo tiempo, Díaz ha señalado que Sánchez será presidente “si gana” los comicios, aunque no ha dejado  claro si ser la primera fuerza, algo que las encuestas señalan como casi imposible, debe ser condición necesaria para encabezar el Gobierno. “Me voy a dejar la piel para que Pedro sea presidente”, ha insistido.

La mención a los votos andaluces puede ser muy relevante. Díaz, como siempre en los últimos tiempos, es señalada como el más seguro relevo del actual secretario general si este no mejora los 90 diputados obtenidos en diciembre y no llega a la Moncloa. Pero para dar ese salto, anunciado extraoficialmente en varias ocasiones pero nunca ejecutado, la mandataria  autonómica necesita subrayar que ella sí ha conseguido ser la primera fuerza en su territorio.   

LA GRAN COALICIÓN

Díaz tampoco ha descartado que el PSOE acabe facilitando, vía abstención, la investidura de Mariano Rajoy. “Veo complicado  que se pudiesen celebrar unas terceras elecciones. Pero no es impensable. Yo lo que quiero es asistir a la investidura de Pedro Sánchez porque haya ganado las elecciones. Hay que salir a ganar. El día que el PSOE no salga a ganar no será el PSOE; será otra cosa”, ha dicho al ser preguntada  por la llamada gran coalición

Y por último, la presidenta ha descartado el ruido orgánico, pero solo hasta la celebración de elecciones. “Hablar ahora del PSOE no tiene sentido, sería injusto con los ciudadanos. Hay que hablar de España. Cuando pasen las elecciones el PSOE tendrá un proceso de reflexión interna. No voy a perder de aquí hasta el 26  de junio ni un solo minuto a las cuestiones internas”, ha  explicado.