DE VUELTA A LAS URNAS

Los partidos tampoco logran un pacto para ahorrar en campaña

Fracasa la negociación para rebajar el coste global de 130 millones de euros

Todas las fuerzas políticas se comprometen a ser más austeras

Carteles electorales de Pedro Sánchez y Mariano Rajoy de la campaña del 20-D.

Carteles electorales de Pedro Sánchez y Mariano Rajoy de la campaña del 20-D. / ÁLVARO BARRIENTOS (AP)

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Los partidos siguen sin ponerse de acuerdo en nada. Después de cuatro meses en los que las fuerzas políticas no han logrado acercar sus posiciones para conformar un Gobierno en España, ahora no han conseguido ni siquiera pactar qué recortes hacer en la campaña del 26 de junio. Y no será porque es una cantidad nimia. La organización de las últimas generales costó 130 millones de euros, un monto que mayoritariamente sufragan las arcas del Estado, puesto que a los partidos se les devuelve una parte de lo que gastan en función de sus resultados electorales. 

El acta de defunción de este debate se conoció este miércoles en el Congreso, donde Unión del Pueblo Navarro (UPN), el partido que había impulsado la mesa de partidos para hacer una campaña más austera, anunció el "fracaso en toda regla" de su misión. "Es triste decir que no hemos llegado a un acuerdo ni siquiera para esto", lamentó Jorge Esparza, secretario de organización de UPN. "Pedimos que se comprometan a hacer una campaña más austera de la que hicieron el 20-D", añadió. Y eso parece que es lo que van a hacer. Cada uno va a recortar en lo que decida y la cantidad que considere oportuna.

COMPROMISOS PARTIDO A PARTIDO

Los dos grandes, PP y PSOE, se han comprometido a gastar un 30% menos que en diciembre. Los populares recortarán en 3,6 millones los 12 que desembolsaron en invierno y los socialistas, 3 millones de los 9 que destinaron a la campaña. Ciudadanos rebajará “entre un 10% y un 15%” la factura (unos 500.000 euros de  4 millones) mientras que Podemos se ha comprometido a “no gastar más” (desembolsó 3 millones si se cuenta a las confluencias). El grueso del ahorro se conseguirá, según fuentes de varios partidos, en el alquiler de espacios para los mítines y en la logística que rodea a los grandes actos.

Democràcia i Llibertat y UPN también se sumaron al recorte del 30% y ERC, PNV, Compromís e IU prometieron gastar menos, pero sin concretar una cifra.

Varios portavoces intentaron justificar la falta de acuerdo y otros buscaron culpables  El más elegante fue Aitor Esteban (PNV) que achacó a “la falta de tiempo” y la escasez de reuniones (solo dos) el desencuentro. El representante del PP, Fernando Martínez Maíllo, acusó a Podemos y Ciudadanos de intentar que populares y socialistas fueran los únicos en reducir los gastos al plantear que la tijera se aplicara al tope legal (13 millones), de manera que las formaciones que se han estrenado en el Congreso podían dedicar a la campaña más dinero que en diciembre.   

EL 'DINERO B'

Noticias relacionadas

El portavoz del PSOE, Óscar López, señaló con su dedo al PP, pero cuando destacó que “el problema de los gastos de la campaña está en el dinero b”. “Y, en este sentido, hay una acusación al PP de financiación irregular", declaró. 

La semana pasada, después de la primera reunión, parecía que había cierto consenso para gastar menos en la publicidad exterior (vallas, carteles) y también en conseguir que fuera más barato el buzoneo electoral. Finalmente, no ha podido cerrarse negro sobre blanco ninguno de estos dos aspectos aunque todos los partidos buscarán fórmulas para rebajar en estos dos capítulos. Unos intentarán que el 'mailing' salga más barato y otros, la mayoría, reducirán la publicidad exterior sobre todo en los soportes por los que se paga (las banderolas en las farolas, por ejemplo, suelen ser gratis porque las ceden los ayuntamientos). 

488.000 euros en viajes internacionales en 4 meses

Desde enero se han autorizado 27 viajes al extranjero. El más oneroso (104.999 euros) se produjo entre el 18 y 22 de abril cuando 10 miembros de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa asistieron en Estrasburgo a las sesiones de este órgano.