Ir a contenido

La CUP llama a cerrar filas contra la suspensión de la ley de la pobreza

La fuerza anticapitalista presentó hace tres semanas una propuesta de desobediencia

Xabi Barrena

La diputada de la CUP, Anna Gabriel, en el Parlament.

La diputada de la CUP, Anna Gabriel, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

Acaso como pioneros de la medida, la CUP ha anunciado hoy que impulsará movilizaciones y plenos municipales de apoyo a la ley de emergencia habitacional y pobreza energética recurrida por el Gobierno y que en breve será suspendida, en cuanto el Tribunal Constitucional acepte la oposición del Ejecutivo. La fuerza anti-capitalista, además, ha reclamado al Govern que "cierre filas" con otras instituciones ante un tribunal que está "al servicio de ladrones y especuladores".

La CUP ha avanzado el martes a mediodía en una rueda de prensa que sus representantes en la reunión que esta martes se celebrará en el Palau de la Generalitat, Anna Gabriel y Joan Garriga, trasladarán varias propuestas que tienen como finalidad promover la desobediencia ante el Tribunal Constitucional (TC)ratificar la ley y favorecer su aplicación, aunque esté suspendida.Entre estas medidas, el diputado de la CUP Benet Salellas ha explicado que su formación propone convocar movilizaciones ciudadanas, y especialmente una concentración de cargos electos municipales "para poner en evidencia la fuerza municipalista, y el compromiso de los ayuntamientos para seguir desarrollando" la Ley 24/15 (de emergencia habitacional y pobreza energética).

La fuerza ya presentó el pasado 13 de abril una propuesta de resolución para que fuera suscrita por el resto de grupos (la ley 24/2015 fue aprobada por unanimidad) en la que, a raíz de la suspensión del decreto del código de consumo y la pobreza energética, pedía que se ratificará en el Parlament la ley de emergencia habitacional. Los anti-capitalistas no obtuvieron respuesta y hoy han asistido con sorpresa a la petición que llevará Junts pel Sí a la cumbre del martes.