Felipe VI afronta la llegada del 26-J pero apura el reloj oficial

El Rey sondea si cabe aún algún pacto y descarta proponer un presidente independiente

La austeridad electoral, la alianza Podemos-IU y Catalunya, temas releventes en la ronda con los grupos

Felipe VI recibe a Alberto Garzón, de IU, en Zarzuela. / JUAN CARLOS HIDALGO / POOL EFE

Felipe VI recibe a Alberto Garzón, de IU, en Zarzuela.
Francesc Homs, en rueda de prensa en Congreso.

/

3
Se lee en minutos
G. ROBLES / J. R. SIERRA / I. MÁRMOL / MADRID

En marcha la tercera ronda de conversaciones de Felipe VI en esta legislatura (la primera que estrena como jefe del Estado) con los grupos para sondear las posibilidades de que España tenga un presidente antes del 2 de mayo. Como era esperable, en las reuniones que ya se han producido la repetición de elecciones en junio y sus preparativos son los verdaderos protagonistas. Una investidura de última hora se da casi por descartada, pese a que el Rey es partidario, según parece, de que se explore cualquier rendija para el consenso –si es que existe- hasta el tiempo límite legal. "Es una persona consciente de la dificultad, pero le he visto comprometido con tratar de indagar la posibilidad de llegar a un acuerdo hasta el último minuto", explicó a la prensa Pedro Quevedo, de Nueva Canarias. Por su lado, la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, confirmó que su interlocutor se refirió a la obligación de dejar “las puertas abiertas” a un acuerdo ‘in extremis’, pero matizando que “en principio, no ve esa posibilidad”.

El Rey tiene previsto recibir este martes a Albert Rivera, líder de Ciudadados (a las 12 del mediodía), Pablo Iglesias, líder de Podemos (a las 13.00 horas), Pedro Sánchez (secretario general del PSOE, a las 16.30 horas) y Mariano Rajoy (del PP, a las 17.30 horas). Los cuatro llegan pensando en la posibilidad de nuevas elecciones.

El gasto del 20-D

El PP fue el partido que más gastó en la campaña electoral de los pasados comicios,12 millones de euros. El PSOE redujo casi un tercio las cifras respecto a la de 2011, pero aún así destinó 9 millones. Podemos, que se financió con microcréditos para no pedir préstamos bancarios, invirtió  3 millones, sumando a las confluencias. Ciudadanos asegura que su campaña costó 3,6 millones. La de IU 2,5, de los que el 90% se destinaron a un 'mailing' que no pudieron recuperar con subvenciones.

Así las cosas, en La Zarzuela se habló este lunes de reducir los gastos electorales en lo posible; de la línea de negociación abierta entre Podemos e IU para sellar un acuerdo electoral frente al 26-J o de las reticencias del Rey a estudiar la idea de proponer un presidente de consenso o independiente, que este martes quería defender Albert Rivera, de Ciudadanos, ante Felipe VI. Y hasta del peso que puede haber tenido Catalunya y la crisis soberanista en el fracaso (salvo sorpresa en tiempo de descuento) de los partidos a la hora de hallar una salida al laberinto del 20-D.

OPORTUNIDAD PARA EL INDEPENDENTISMO

Sobre este último asunto dio cuenta ante los periodistas en portavoz de Democracia i Llibertad en el Parlamento, Francesc Homs, quien por cierto sugirió que en un futuro también se explique el contenido de este tipo de conversaciones desde la Zarzuela. “Si no fuera por la agenda catalana, hoy habría gobierno en España –sentenció-. Lo digo para ilustrar hasta qué punto hay incapacidad política para gestionar la complejidad”.

A su juicio, es “un ridículo espantoso” que finalmente Catalunya haya logrado tener gobierno y España no, pero a la vez una “oportunidad” para el independentismo catalán. “A veces adquieres ventaja no por mérito propio, sino por desmérito ajeno”,  espetó.

NO "CANSAR" A LOS ELECTORES

El político catalán también se mostró partidario de reducir los gastos de campaña si hay que volver a las urnas, idea que ya se había puesto sobre la mesa hace semanas por parte del ministro Rafael Catalá o del socialista Antonio Hernando. Según parece, el Rey está aprovechando esta tercera ronda con los grupos para defender la austeridad si llega el 26-J y, según ha sabido este diario, Podemos hará una propuesta formal al resto de partidos en las próximas horas en este sentido, a sabiendas de que no hay margen ya para reformar la ley pero sí para alcanzar un acuerdo político en esta línea.

Noticias relacionadas

“El Rey ha expresado su deseo de que los partidos no cansemos a los electores ni hagamos una campaña especialmente gravosa para el país”, reveló el portavoz de Foro Asturias, Isidro Martínez. La misma tesis que Felipe VI explicó al líder de IU, Alberto Garzón, con quien por lo visto también charló largo y tendido y con interés de la posible alianza electoral con Podemos. “He escuchado al ciudadano Felipe de Borbón abogando por una campaña más austera”, dijo Garzón, matizando que comparte ese espíritu “siempre y cuando se salvaguarden las garantías democráticas”.