LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

El PP, salpicado de nuevo por la corrupción: el alcalde de Granada queda en libertad con cargos tras declarar ante la policía

La fiscalía investiga la operación que permitió construir un centro de ocio con discoteca y una pista de patinaje en una zona verde

Las pesquisas acorralan a la concejala de Urbanismo, ya imputada en esta causa, y a una docena de personas más

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, junto a Mariano Rajoy y Javier Arenas, en una imagen de archivo.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, junto a Mariano Rajoy y Javier Arenas, en una imagen de archivo. / EFE / MIGUEL ÁNGEL MOLINA

4
Se lee en minutos
JULIA CAMACHO / SEVILLA / CARLOS CUÉLLAR / BARCELONA

El PP ve peligrar su poder municipal en Granada, sostenido hasta ahora con el apoyo de Ciudadanos, tras la detención este miércoles del alcalde, José Torres Hurtado, de la concejala de Urbanismo y de varios cargos públicos y empresarios en una operación policial contra la corrupción llevada a cabo por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) en el ayuntamiento. El alcalde, que ha quedado en libertad con cargos tras declarar ante la policía, está siendo investigado por 10 presuntos delitos. El PP le ha supendido cautelarmente de militancia, y la dirección en Andalucía considera que "lo razonable es que deje paso a otro compañero de PP para facilitar la estabilidad y gobernabilidad" del consistorio, aunque Torres Hurtado insiste en que no dimitirá porque "no ha habido corrupción en su gestión".

La operación Nazarí, que se ha saldado con 16 detenidos y 17 investigados en total, investiga la existencia de una "trama corrupta" en la sede de Urbanismo a raíz de la construcción de un espacio de ocio y una discoteca en una zona verde junto a un centro comercial, una operación que dejó un agujero en las arcas municipales de 2,5 milones de euros. No obstante, las pesquisas se extienden a otras actuaciones urbanísticas a favor de determinadas empresas.

Fuentes judiciales han confirmado que Torres Hurtado y el resto de detenidos han quedado en libertad tras declarar ante la Policía, aunque están pendientes de ser citados ante el juzgado instructor para responder por los delitos de cohecho, fraude en la contratación, asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, estafa, falsedad en documento mercantil, administración desleal y contra la ordenación del territorio.  

DOS QUERELLAS DE LA FISCALÍA

La operación policial se deriva de dos querellas presentadas por la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente a raíz de la denuncia de un funcionario municipal, y ya motivó la imputación de la responsable de Urbanismo, Isabel Nieto, por prevaricación el pasado mes de diciembre. A primera hora de la mañana, decenas de agentes se han personado en el consistorio y la sede del área de Urbanismo, así como en domicilios particulares y empresas, para proceder a los registros. Torres Hurtado ha sido arrestado en su propia casa, que ha sido registrada, y luego trasladado al ayuntamiento para continuar las diligencias en su despacho, tras lo cual ha quedado en libertad con cargo. 

Ciudadanos ha anunciado  que rompe "radicalmente" toda relación con los populares en el municipio

Torres Hurtado, que se hizo popular el pasado verano al afirmar que "las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes", logró el pasado diciembre evitar una moción de censura cuando saltó el escándalo urbanístico. Sin embargo, Ciudadanos, que dio su apoyo al PP para acceder a la alcaldía, se ha mostrado partidario de esta acción tras anunciar que rompía "radicalmente" toda relación con los conservadores.

UNA "TRAMA CORRUPTA"

El objetivo del despliegue policial era investigar la existencia de una "trama corrupta" en el Ayuntamiento de Granada relacionada con pesquisas del llamado 'caso Serrallo' por el barrio en el que se ubica. La fiscalía considera que existen "indicios de delito" de que en la operación urbanística se vulneró no solo de la legalidad, sino el procedimiento establecido en el proyecto que permitió la construcción de un centro de ocio, con discoteca, sala de fiestas, pista de patinaje y bar, en una zona verde situada junto al Centro Comercial Serrallo. 

La investigación se remonta a comienzos del 2014, cuando el ministerio fiscal presentó en el juzgado que investigaba una denuncia de un funcionario municipal los "indicios racionales" de una posible prevaricación urbanística entre cinco altos cargos del ayuntamiento, entre ellos la regidora de Urbanismo, y un posible delito contra la ordenación del territorio por parte del empresario que construyó la discoteca y el centro de ocio en una zona verde, Roberto García Arrabal. La primigenia licencia se concedió en el 2006 para un parque infantil, pero este trámite administrativo posteriormente se fue modificando "sin solicitar licencia para ello", según el fiscal.

AGUJERO PATRIMONIAL EN EL AYUNTAMIENTO

Noticias relacionadas

Sin embargo, las pesquisas de la UDEF han evolucionado y se centran ahora en el trasfondo económico, ya que el rastreo de las cuentas indica que el ayuntamiento tiene todavía pendiente por ingresar 2,5 millones de euros de esta operación. Según consta en el informe de la Policía, adelantado ayer martes por el diario 'Ideal' de Granada, los agentes consideran que "no cabe justificación legal" para que después de cuatro años de la construcción y urbanización de la zona aún no se hayan liquidado definitivamente las obras, por lo que se trataría de una presunta "pérdida patrimonial" para el consistorio, que es lo que ahora se está investigando.

El agujero patrimonial en las arcas municipales, según este documento policial, correspondería a la compra de suelo al Ayuntamiento de Granada, valorado en 1,4 millones de euros, y las aportaciones para otras obras del entorno (por importe de 993.419 euros). Sin embargo, en el expediente "no constan" las cartas de pago de estos importes. Junto a esta operación, los agentes investigan otras operaciones urbanísticas relacionadas con la recalificación de terrenos que multiplicaban su valor, lo que acababa favoreciendo a determinadas empresas, algunos de cuyos responsables fueron también detenidos ayer.