Ir a contenido

Francesc Homs: "Cuanto más alta sea la pena que nos pidan, más grande será la victoria"

El diputado acusa al PP de forzar su imputación por el 9-N para que no contribuya a un cambio de Gobierno

Mas, Ortega y Rigau, que han arropado al 'exconseller', pedirán el archivo de la causa por la consulta

J. G. ALBALAT / ROGER PASCUAL / BARCELONA

Francesc Homs acude a declarar ante el juez por el 9-N, arropado por los diputados de Junts pel Sí. / F. NADEU / VÍDEO: M. TUDELA

Francesc Homs acude a declarar ante el juez por el 9-N, arropado por los diputados de Junts pel Sí.
Francesc Homs llega a la sede de Convergència tras declarar por el 9-N. Allí le esperaban Artur Mas y Carles Puigdemont.

/

"Cuanto más alta sea la pena que nos pidan, más grande será la victoria", ha sentenciado Francesc Homs en el día en que ha declarado en el TSJC sobre su participación en la consulta del 9 de noviembre del 2014. Aunque la movilización popular (unas 200 personas) no fue tan masiva como en la declaración de Masen la que 6.000 personas y 40 alcaldes soberanistas mostraron su apoyo al entonces 'president' frente al juzgado, Homs ha mantenido en su declaración ante el juez el tono épico. El diputado, en una declaración que fuentes judiciales han señalado que tenía "más tono político que jurídico", ha vinculado su imputación con su actual cargo de portavoz en el Congreso del grupo Democràcia i Llibertat y las negociaciones que se están produciendo en Madrid para formar intentar formar Gobierno. 

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha encabezado la comitiva que ha acompañado al 'exconseller' a la sede judicial, y en la que figuraban, entre otros, la portavoz del Govern, Neus Munté, el vicepresidente Oriol Junqueras y los 'consellers' Raül Romeva, Santi Vila, Jordi Baiget, Josep Rull y Meritxell BorràsCarles Puigdemont y Artur Mas le esperaba tras la declaración en la puerta de la sede de Convergència, donde han sido los primeros en abrazarse con Homs, que también ha recibido el abrigo de otras personalidades del partido.  

 

LA CARTA, "UN PRETEXTO"

Cuando el juez le ha preguntado por la carta que mandó al 'conseller' Felip Puig, en la que se le comunicaba que se siguiera con los preparativos de la consulta a pesar de la prohibición del Constitucional, Homs se ha acogido a su derecho a no responder y ha afirmado que esta y otras cuestiones similares las responderá ante el Supremo si resulta imputado. "Si alguien piensa que esto va de una carta es que no quiere ver lo que está sobre la mesa. Es un pretexto que se justifica en un contexto", ha afirmado el 'exconseller', que ha afirmado no quere ser un "ni mártir ni un héroe". 

"No tiene sentido poner penas de prisión por poner urnas de cartón. Es una auténtica monstruosidad"

El magistrado del TSJC, Joan Manel Abril, deberá decidir en los próximos días si remite el caso al Supremo, el único tribunal que puede investigar a Homs por su calidad de aforado. "No tiene sentido poner penas de prisión por poner urnas de cartón. Es una auténtica monstruosidad. Lo que no he hecho ni haré es poner esto en ninguna mesa de negociación. Hay cosas que no son negociables. Lo que tienen que hacer es retirarlo porque esto no se aguanta por ninguna parte", ha declarado Homs en la sede de Convergència. Mas y las 'exconselleres' Ortega y Rigau, que declararon en el TSJC por el mismo motivopedirán este martes ante el TSJC se archive la causa.

En su ataque contra el PP, Homs le ha acusado de "mal perder", de "falta de cultura democrática" y de "hacer un abuso de derecho". "Primero se ríen del proceso y después pone el grito en el cielo". Un año y medio y dos elecciones después, aquella votación sigue viva. Dentro y fuera de los juzgados. En este sentido ha explicado que a partir de este martes se reunirán los grupos en favor del referéndum para acercar posturas para lograr una consulta acordada con España y convertirla en condición "sine qua non" para dar su apoyo a un Gobierno español.