15 ago 2020

Ir a contenido

España descubre a Gabriel Rufián

La intervención del republicano levanta ampollas en el hemiciclo e incendia la red

Xabi Barrena

El dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya, Gabriel Rufián, ha aprovechado su intervención para hacer una declaración de principios.

Si Andy Warhol tenía razón y todo el mundo tiene 15 minutos en su vida de popualridad, a Gabriel Rufián le quedan 10, este viernes solo ha agotado los cinco que le permitió el presidente del Congreso Patxi López, y visto el rendimiento de este efímero tiempo se puede asegurar que lo que le queda le convertirá en una de las estrellas del Congreso. Su intervención en la previa de la segunda votación de la investidura de Pedro Sánchez ha causado un verdadero incendio en la red, especialmente fuera de Catalunya donde la figura del republicano es, excepto algunos programas de televisión y algún rifirrafe con Joaquin Leguina, desconocida.

En un discurso en el que recuperó muchos de los 'éxitos' de campaña pronunciados camino del 20-D, Rufián ha arremetido especialmente contra Ciudadanos, partido al que tildó de "derecha 'cool', 2.0 y marca blanca del PP", valiéndose para ello de la de Mercadona. No solo eso, ha prendido la mecha a un incendio (junto con la inexperiencia de Patxi López) al afirmar que el partido naranja se retiró del Parlament antes de condenar el franquismo en el Parlament. Se ha callado, eso sí, que Ciutadans, con posterioridad, sí ha condenado al régimen dictatorial español.

Todo ello ha hecho que Twitter se llenará de mensajes preguntándose quién un Rufián que se ha presentado ante toda España con un mensaje, sin duda, provocador: "Soy lo que ustedes llaman un charnego y soy independetista".