Ir a contenido

ERC y CDC divisan la 'gran coalición' en el horizonte

Francesc Homs apunta a un Ejecutivo presidido por un independiente cercano a los populares

Gabriel Rufián apuesta por la supervivencia de Mariano Rajoy

Xabi Barrena

Joan Tardà y Francesc Homs, en una imagen de archivo.

Joan Tardà y Francesc Homs, en una imagen de archivo. / JULIO CARBÓ

Los partidos independentistas catalanes han mostrado en la investidura de Pedro Sánchez cierta unidad de acción hasta cierto punto sorprendente por aquello de las diferencias entre ERC y CDC. Esta unidad se observa, incluso, en los análisis que han trazado tras la primera votación de la investidura de Sánchez. Tanto los republicanos como los convergentes están convencidos que el culebrón español finalizará con un Gobierno de gran coalición entre el PPPSOE y Ciudadanos liderado por los populares, a la sazón ganadores de los comicios del 20-D. Una cosa les diferencia, sin embargo. Mientras Gabriel Rufián apuesta porque sea Mariano Rajoy el que lo presida, Francesc Homs prevé movimientos sísmicos de mucho mayor calado.

La gran coalición, según una voz catalana en el Congreso, "es la fórmula más práctica y funcional y, al tiempo, menos traumática para garantizar y controlar que las reformas al modelo constitucional de 1978 se ajusten a unos tempos moderados" y cómodos para el entramado político y económico de la capital, porque si no, sentencia esta fuente, "se arriesgan a que les venga todo de golpe y no lo puedan asumir". Según esta versión el liderazgo recaería en el PP, "no en vano ganó las elecciones con solvencia y con siete millones de votos y eso que estaban en el momento más bajo posible"

LA 'VÍA MONTI'

Según Homs, los tres partidos implicados ya estarían trabajando en ello y con un candidato "que no sería ni Rajoy, ni Sánchez", sino un "perfil de centro, centroderecha y sugerido por el PP". Según se ha explayado en Catalunya Ràdio, este presidente-sorpresa no sería militante y solo estaría un par de años al frente del Ejecutivo y para realizar una serie de reformas, un poco a imagen y semejanza de lo ocurrido en el 2014 con Mario Monti. Ante los mismos micrófonos, Rufián, que será el que defenderá el viernes la opción de voto de ERC para la segunda votación,  ha apuntado que si tuviera que apostar lo haría por Rajoy porque tiene "más vidas que un gato". 

Otras voces parlamentarias consultadas no se muestran tan seguras en sus pron'ñosticos y reconocen que todo es tremendamente incierto aunque coinciden en señalar que "Rajoy es mucho Rajoy".

0 Comentarios
cargando