Ir a contenido

RONDA DE CONTACTOS

Arrimadas y Puigdemont constatan sus diferencias por el 'procés'

Ambos dirigentes se abren a buscar el entendimiento en cuestiones sociales y económicas pero chocan en el soberanismo

Rafa Julve

Inés Arrimadas y Carles Puigdemont, en el Palau de la Generalitat.

Inés Arrimadas y Carles Puigdemont, en el Palau de la Generalitat. / DANNY CAMINAL

Cordialidad pero distancias insalvables. El 'president' Carles Puigdemont y la líder de Ciutadans en el ParlamentInés Arrimadas, han evidenciado este miércoles en el Palau de la Generalitat que poco entendimiento habrá entre el Govern y el primer partido de la oposición en esta nueva legislatura. Aunque trabajarán para lograr "acuerdos puntuales" en cuestiones sociales y económicas, la hoja de ruta independentista emprendida por Junts pel Sí se sitúa en las antípodas de los postulados del partido naranja, y así lo ha ratificado Arrimadas en la rueda de prensa posterior a la reunión entre ambos dirigentes.

Después de una reunión que ha durado cerca de una hora, Arrimadas ha asegurado que hará una oposición "constructiva", abierta a apoyar algunas medidas, y ha explicado que ha presentado a Puigdemont "cinco ejes con 15 propuestas". El primero reclama medidas para "paliar la emergencia social", como reformar la renta mínima de inserción o aumentar la dotación presupuestaria en educación y sanidad. El segundo trata de la reactivación económica, con planes de ocupación para los colectivos más débiles o para impulsar el sector industrial y las pimes. El tercero está basado en la lucha contra la corrupción, eliminando entre otras acciones el aforamiento de los políticos catalanes a través de una reforma de dos artículos del Estatut. El cuarto exige "estabilidad y respeto a las leyes democráticas y la justicia y la voluntad mayoritaria de los catalanes" y el quinto expone el apoyo de Ciutadans al Govern "siempre que quiera negociar mejoras con el Ejecutivo central", como el sistema de financiación

La dirigente de C's ve posibilidad de pactos en la ley electoral e infraestructuras pero lo condiciona al "cumplimiento de la ley"

En este último punto, Arrimadas ha revelado que Puigdemont le ha constatado que la Generalitat "no moverá ficha" para abanderar una reforma del modelo fiscal autonómico, por lo que ha situado a los 40 diputados de su partido en el Congreso como adalides de esta solicitud. En todo caso, aunque la líder de Ciutadans en el Parlament haya querido resaltar la cordialidad y haya argumentado que podría haber entendimiento en la negociación de la ley electoral o en medidas como la formación profesional o contra el cambio climático, en su intervención ante los medios también ha evidenciado que el jefe del Govern no ha cedido un ápice en su vía hacia la independencia. Por tanto, por mucho diálogo que se ofrezca entre unos y otros, pocos resultados darán esas conversaciones si, según Arrimadas, el Ejecutivo camina hacia el "incumplimiento de la ley". Para empezar, sobre la negociación de los presupuestos de la Generalitat del 2016, Arrimadas ha venido a confirmar que el Govern no podrá contar con los votos de Ciutadans porque las cuentas están enfocadas en la construcción de estructuras de Estado.

"Yo soy partidaria de que se abran todas las puertas y haya diálogo", ha insistido Arrimadas. A la vez, ha lanzado un toque de atención al 'president' al reprocharle que en el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP se incluya un punto en el que se veta a los anticapitalistas que puedan votar en el mismo sentido que los partidos que rechazan la independencia.

LA REACCIÓN DEL GOVERN

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha dejado claro a continuación que la hoja de ruta soberanista es inamovible, pero también ha querido enfatizar que puede haber acuerdo con Ciutadans en la ley del cambio climático, el ámbito de las infraestructuras (Rodalies, corredor mediterráneo), la lucha antiyihadista, el plan de choque social (pobreza social) y el despliegue de la FP. También se intentarán buscar puntos en común en cuestiones de transparencia y en la ley electoral catalana, aunque la idea de Ciutadans de modificar el Estatut para retirar el aforamiento a los políticos catalanes se encontrará con el 'no' de Junts pel Sí.

ICETA Y RABELL, LOS SIGUIENTES

La reunión con Arrimadas es la primera que mantiene Puigdemont con los líderes de los grupos parlamentarios de la oposición. Este jueves le tocará el turno al socialista Miquel Iceta, que llegará al Palau de la Generalitat con las mismas premisas que la dirigente del partido naranja: mano tendida en cuestiones sociales y económicas pero siempre a cambio de una renuncia en la vía independentista, en la que el PSC no tiene ninguna intención de colaborar.

El próximo lunes el 'president' se reunirá con el líder parlamentario de Catalunya Sí que es PotLluís Rabell, mientras que todavía no hay una fecha fijada para el encuentro con el popular Xavier García Albiol.