CONSELLERIA DE ENSENYAMENT

Meritxell Ruiz, entre la LOMCE y los recortes

La nueva 'consellera' de Ensenyament tiene ante sí el reto estratégico de reducir de una vez el fracaso escolar, que aún ronda en 20%

Irene Rigau y Meritxell Ruiz (a la derecha), en la Conselleria d’Ensenyament, en una imagen de julio del 2014.

Irene Rigau y Meritxell Ruiz (a la derecha), en la Conselleria d’Ensenyament, en una imagen de julio del 2014. / ACN / GUILLEM SÀNCHEZ

Se lee en minutos

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Te puede interesar

Apenas lleva unas horas como 'consellera' de Ensenyament, donde sustituye a Irene Rigau, y a Meritxell Ruiz Isern (Reus, 1978) ya le han llovido reclamaciones y exigencias de cambio. Que si hay que frenar de inmediato la implantación de la controvertida LOMCE, que si debe reactivar de una vez la inversión en equipamientos educativos (especialmente en secundaria, donde en los próximos años se prevé un fuerte aumento de alumnos), que si urge restituir los derechos laborales y salariales de los maestros, uno de los colectivos más recortados por la crisis... 

Pero además de todas esas prioridades, Ruiz, que ha sido directora general de la Comunidad Educativa desde el 2011, tiene un reto estratégico: mejorar cuanto antes la calidad del sistema educativo y atajar, de una vez por todas, el fracaso escolar, con tasas que aún rondan el 20%. Hasta ahora, en su paso por la 'conselleria' ha demostrado ser una negociadora tenaz y una hábil administradora de recursos. Desde hoy, también tendrá que ser buena fajadora.