La consulta catapulta a Podemos, y CDC queda relegada al cuarto lugar

Convergentes y repúblicanos pueden ser claves en el Congreso

Domènech dicew que en Catalunya ha ganado el ’sí’ a los derechos sociales. / ATLAS / Foto: Julio Carbó

Se lee en minutos

El compromiso de Pablo Iglesias con el referéndum ha tenido premio y En Comú Podem se ha hecho con la primera plaza en Catalunya. Ha desbancado a Convergència, que en el 2011 se presentó aún federada con Unió. El partido de Artur Mas (bajo las siglas Democràcia i Llibertat) queda relegado al cuarto puesto, empatado en escaños con el PSC a ocho diputados, aunque en votos superado por los socialistas. A su exsocio, Unió, aún le ha ido peor ya que desaparece, también, del Congreso. Así que estas elecciones implicarán seguramente el adiós a la política de un histórico, Josep Antoni Duran Lleida.

Tanto Esquerra como Convergència se habían pasado la campaña subrayando la necesidad de que un partido independentista ganase las elecciones para reforzar el proceso secesionista. Algunas voces de CDC ya expresan sus críticas en privado por la estrategia llevada a cabo. Por errática y por la incertidumbre provocada por los vaivenes en las conversaciones con la CUP para la todavía incierta investidura de Mas como presidente de la Generalitat. El resultado de los republicanos confirma que han logrado atraer a votantes de la fuerza anticapitalista. La prueba es que en la mayoría de los municipios donde manda la CUP la participación ha subido, pese que la consigna de la dirección era la de abstenerse. Parece evidente que el resultado de este 20-D puede influir en las negociaciones para desbloquear la gobernabilidad en Catalunya y a la vez en el papel qué piensan jugar tanto Esquerra como CDC en Madrid, teniendo en cuenta la debilidad del PP y el empuje logrado por los partidos de izquierdas.  

El independentismo se sitúa un escaño por debajo del llamado bloque unionista (PSC, Ciudadanos y PP), y en cifras absolutas de votos la diferencia todavía es mucho mayor puesto que el electorado unionista supera al del secesionismo en más de medio millón de sufragios.                                                                                                                                                                                                                                        

El secesionismo  escaños como en votos

Ahora la pregunta es: ¿El independentismo está dispuesto a  plantearse que tal vez se ha ido demasiado deprisa tras el 27-S y a lo mejor toca ampliar apoyos sociales con la propuesta de la consulta, que es la que concita mayor consenso y que ha situado a Podemos como primera fuerza  este domingo? Iglesias, en el foro Primera Plan@ de EL PERIÓDICO aseguró en campaña que su apoyo a la investidura de un presidente pasaba por que se aceptase como condición sine quan non la celebración de un referéndum para desbloquear el conflicto con Catalunya. Mas, que en su comparcencia este domingo recuperó el concepto del derecho a decidir, recordó el compromiso del líder de Podemos.

Te puede interesar

MÁS DE IZQUIERDAS

Otra de las conclusiones a tener en cuenta cara a futuras estrategias es que los catalanes son cada vez más de  de izquierdas. Puede comprobarse en todas las demarcaciones y sobre todo en las ciudades que el 27-S se tiñeron del naranja de Ciudadanos y que ahora son del morado de Podemos. Tanto el CIS como el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) ya habían detectado este movimiento ahora confirmado en las urnas, y el resultado de CDC, Ciudadanos y PPC prueban que las opciones conservadores van a la baja. Hay que recordar que en las autonómicas, Ciudadanos se apuntó un espectacular ascenso, al pasar de los 9 diputados y 275.007 votos del 2012 a 25 diputados y más de 700.000 votos. Este domingo no ha llegado ni al medio millón y ha quedado empatado con el PPC, que tiene el dudoso honor de pasar de ser el tercero a situarse el último. Catalunya le ha dado la espalda a Mariano Rajoy.