Ir a contenido

ELECCIONES GENERALES

Pedro Sánchez denuncia un frente contra el PSOE

El candidato socialista advierte de que quienes voten a Ciudadanos o Podemos estarán apuntalando a Rajoy en la Moncloa

Aitor Ubarretxena

El candidato socialista, Pedro Sánchez, durante el acto de campaña que ha tenido este viernes en Vitoria.

El candidato socialista, Pedro Sánchez, durante el acto de campaña que ha tenido este viernes en Vitoria. / REUTERS / VINCENT WEST

El candidato socialista Pedro Sánchez ha intentado polarizar la campaña con el mensaje de que solo hay dos opciones reales; el voto al PSOE para desalojar a Mariano Rajoy, o a cualquier otra formación, para apuntalarlo. Incluso ha asegurado que existe un frente anti-PSOE al que se han sumado PP, Ciudadanos y Podemos.

Sánchez ha cerrado en el BEC de Barakaldo (Vizcaya) una maratoniana jornada en la que también ha realizado actos electorales en VitoriaLa Rioja y Burgos. En un recinto abarrotado, y con un público enardecido que le ha interrumpido en varias ocasiones, ha insistido en su llamamiento  al “voto útil” para desalojar al PP. Apoyar otras opciones sería “regalar el voto para que Mariano Rajoy se perpetúe en la Moncloa”, ha resumido.

Sus primeras palabras han ido dirigidas a la familia del policía nacional muerto en Kabul en un atentado, a quienes ha mostrado el apoyo de todo el PSOE. Tras apostar por la unidad de los demócratas en la lucha contra el terrorismo, ha centrado su discurso en arremeter contra sus principales adversarios y en alabar la gestión de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Sobre el PP, ha denunciado que la legislatura ha estado marcada por la reforma laboral, los recortes y la corrupción. Ha reprochado a los dirigentes populares que hayan apelado tantas veces al patriotismo, y con sorna se ha preguntado si no confundirán “patria con patrimonio, y se lo llevan todo a paraísos fiscales”. Apenas ha habido referencias a Catalunya, salvo para recordar la “vergonzosa” amnistía fiscal aprobada por los populares y de la que se aprovecharon, entre otros, los miembros de la familia Pujol.

CONTRA PODEMOS Y CIUDADANOS

Como han realizado otros candidatos socialistas durante la jornada, Pedro Sánchez ha arremetido contra Podemos y Ciudadanos, que en su opinión ya habrían “renunciado a ganar”. Del partido de Albert Rivera ha recordado su propuesta de eliminar la pena agravada para los hombres que cometen delitos de violencia de género, y le ha reclamado "que también se acuerde de las ciudadanas". Tras enumerar sus coincidencias programáticas con los populares, ha concluido con un mensaje a Rivera: “Aunque tengas 20 años menos, eres del PP”.

Como evidencia de la pugna abierta en la izquierda, sus principales dardos de Sánchez han ido dirigidos contra Podemos y su líder, Pablo Iglesias. En concreto, le ha reprochado que “lo que más ama es a sí mismo”, y le ha afeado que “prefiera que gobierne el PP" antes de que apoyar al PSOE.

En el acto también han intervenido el exlendakari Patxi López, que se ha sumado a las críticas contra Pablo Iglesias al recordar que mientras los socialistas lograban acabar con ETA, el líder de Podemos estaba en una “'herriko taberna'” lanzando loas “a la izquierda aberzale y a ETA” por considera que eran los únicos que habían entendido que la Constitución española era una imposición.

ALIADO DE LOS VASCOS

A primera hora de la mañana, Pedro Sánchez ha visitado Vitoria. En un acto a pie de calle, ha pedido el apoyo de los vascos para ser presidente y les ha prometido a cambio que, si llega a la Moncloa, podrán contar “con un aliado en Madrid” que respetaría la singularidad vasca y su riqueza lingüística y cultural. El líder socialista también se ha mostrado dispuesto a profundizar en el autogobierno vasco.

Respecto al caso de las supuestas comisiones cobradas por Pedro Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui por actividades privadas en el extranjero, Sánchez ha asegurado que demuestran que el PP "tiene tal excedente de corrupción" que "lo exporta a otros países". De igual forma, ha apuntado que esta nueva revelación confirma que "sacar de La Moncloa" a Mariano Rajoy "es una necesidad".

IGUALDAD ENTRE TERRITORIOS

A su paso por La Rioja, Pedro Sánchez ha hecho una parada en una cooperativa y, rodeado de varios trabajadores, ha declarado que el principal problema de España son las desigualdades. Para solventar estos desequilibrios, ha prometido un crecimiento “que beneficie a todos, no solo a los de siempre”. También ha asegurado que, como presidente, reindustrializará el país y dará un impulso “a la igualdad entre territorios”.

En su intervención, ha destacado que los socialistas piden el voto “para crear empleo con derechos y reconstruir el Estado del bienestar, mientras que el PP “se empeña en recordarnos a todos hasta el último minuto” que esta ha sido la “legislatura de la corrupción”.

En tono irónico, también se ha referido al debate televisivo del próximo lunes, y ha afirmado que lo que más teme es que Mariano Rajoy no aparezca “porque opte por cogerse un fin de semana largo”.