29 nov 2020

Ir a contenido

Artur Mas avisa: o él o elecciones

El líder convergente marca el terreno de juego en la reunión de la ejecutiva de su partido

El nuevo partido que quiere fundar será el de la "gente de orden" para ir hacia la independencia, dice Rull

Fidel Masreal

Reunión del comité ejecutivo nacional de CDC, presidido por Artur Mas, este lunes.

Reunión del comité ejecutivo nacional de CDC, presidido por Artur Mas, este lunes. / DANNY CAMINAL

O es escogido presidente el candidato de Junts pel Sí o habrá elecciones. El mensaje, claro, nítido y contundente, lo trasladó a los suyos la persona directamente implicada en esta situación: Artur Mas. El líder convergente aprovechó la reunión de la ejecutiva de su partido para plantear de forma directa que si la CUP no le elige, habrá nuevas elecciones, según fuentes presentes en la reunión. Es la disyuntiva que la fuerza anticapitalista bautizó hace unos días como "Mas o marzo" y reiteró este domingo en un artículo en EL PERIÓDICO. 

En su intervención, el 'president' en funciones no dio más detalles sobre el estado  de las negociaciones con la fuerza anticapitalista, a la espera de la asamblea que la CUP celebrará el día 29. Pero donde sí fue claro es en la dicotomía entre él como candidato o la convocatoria de nuevo de elecciones.

MARCAR EL TERRENO

Tal como estaba previsto tras el segundo 'no' de la CUP a la investidura de Mas, Convergència ha activado su plan para resituar su posición, y fijar el terreno de juego ante los anticapitalistas. Fruto de esta táctica se ha mantenido el mensaje claro de que no habrá cesión en el candidato ni en la oferta ya formulada a la CUP. Para seguir defendiendo su propio espacio -y para denunciar las condiciones que ha impuesto el Gobierno del PP para que la Generalitat siga accediendo al Fondo de Liquidez Autonómico- Mas ha convocado una rueda de prensa para este martes en el Palau de la Generalitat en la que probablemente insista en las líneas rojas que tiene establecidas CDC y el Govern, tras las turbulencias internas que ha generado la declaración rupturista acordada con la CUP y las cesiones planteadas, sin éxito, en el segundo debate de investidura.

AVISO TAMBIÉN DE RULL A LA CUP

Tras la intervención de Mas a puerta cerrada, el coordinador general de Convergència, Josep Rull afirmó en rueda de prensa que en relación a las negociaciones con la CUP "hay margen de maniobra, seguimos en negociaciones y el margen se ha de explorar a fondo" y al mismo tiempo y con el mismo énfasis avisó: "sabemos que la alternativa de las elecciones existe y si hay que ir, se va, pero hay una mayoría que han de ser capaces de dar valor a esta mayoría de 72 diputados en el Parlament".

En relación a los plazos, el dirigente de CDC se ha fijado como objetivo tener el acuerdo listo antes del inicio de la campaña de las elecciones generales, que arrancará la madrugada del 4 al 5 de diciembre. "Pero somos muy conscientes de que el plazo legal se acaba el 10 de enero", ha añadido. "Si no es un buen acuerdo no habrá acuerdo", advirtió, en el sentido de ir hacia la independencia, ampliar la base social y dar estabilidad al Govern como condiciones para este "buen acuerdo".

Rull evitó valorar las advertencias de la CUP en el citado artículo en este diario sobre la lentitud del avance en las mesas negociadoras. "Estamos sentados negociando a fondo, con el objetivo de alcanzar un buen acuerdo para ampliar las bases del proceso, que no haya ningún elemento que se nos pueda escapar, las valoraciones sobre lo que diga la CUP las haremos en las mesas de negociación, no en los medios de comunicación, es una negociación seria, sólida", ha añadido.

Por otra parte, Rull ha definió el "nuevo partido" que quiere fundar CDC como un "espacio de amplio espectro desde lo que representa el liberalismo, la socialdemocracia y socialcristianismo, un gran partido de centro con dos objetivos: seguir ampliando el espacio del soberanismo para hacer posible la independencia, desde este espacio de gente moderada, de gente de orden, que hemos de seguir avanzando, hemos de atraer a gente de estos entornos hacia la propuesta de un Estado independiente, pero también pensar en un partido postindependencia". Se trata, ha afirmado, de otro instrumento como la CDC de sus inicios.

La definición de Rull sobre la nueva CDC como el partido capaz de generar crecimiento y defender la justicia social. El coordinador general afirmó  que "ha tenido una muy buena acogida" la invitación que hizo Mas para crear este nuevo espacio. "Ya no se trata de refundar CDC sino crear un nuevo espacio, es un paso muy considerable hacia adelante", subrayó. En cuanto a los ritmos para ejecutar esta transformación, Convergència prevé poner en marcha en primer lugar el nuevo partido y posteriormente iniciar el proceso de "disolución" de sus siglas y organización actuales.

PRESENCIA EN ALDE

Por otra parte, CDC se ha felicitado de que en el congreso del Partido Liberal y Demócrata Europeo (ALDE) celebrado este fin de semana en Budapest, Marta Pascal, portavoz de Convergència, haya sido escogida como vicepresidenta de la formación que presidirá el holandés Hans Van Baalen. Además, ALDE ha valorado positivamente la actitud de CDC en relación al proceso soberanista y ha reconocido el trabajo llevado a cabo por el hasta ahora vicepresidente de la formación europea y también dirigente de Convergència Marc Guerrero.