Ir a contenido

LA UNDÉCIMA LEGISLATURA

La izquierda intenta forzar un pleno sobre política social

El PSC y Sí que es Pot perfilarán este viernes la "hoja de ruta" para tratar de superar la "parálisis" del Parlament

Roger Pascual

Lluís Rabell y el grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot.

Lluís Rabell y el grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot. / ALBERT BERTRAN

La izquierda se une para forzar un pleno extraordinario en el Parlament. El PSC y Catalunya Sí que es Pot quieren convocar una sesión parlamentaria para abordar todos los temas sociales que siguen pendientes siete semanas después de las elecciones. Después de que el grupo de Lluís Rabell se reuniera este jueves con la CUP, este viernes se sentará con el PSC para acabar de perfilar una "hoja de ruta" para que, haya o no acuerdo de investidura, se pueda celebrar antes de final de año una sesión de control al Ejecutivo en funciones. 

Joan Coscubielaportavoz parlamentario de Catalunya Sí que es Pot, ya había anunciado este miércoles en el Parlament que quiere impulsar un pleno extraordinario para abordar la emergencia social y medidas de rescate ciudadano para conseguir que la Cámara catalana salga de la situación actual de “hibernación”. Eva Granados, portavoz parlamentaria del PSC, que ha reconocido que ya había hablado con su homólogo de Sí que es Pot sobre este tema y que existe sintonía, confía en cerrar el viernes esta "hoja de ruta" común de la oposición de izquierdas. 

LIDERAR LA SALIDA DE LA CRISIS

La portavoz socialista espera que, además de medidas sociales, se pueda hablar también de otros temas, como por ejemplo la preocupación que le transmitió el comité de empresa de SEAT por las consecuencias de la crisis de Volkswagen. "La situación de emergencia social es fundamental, pero queremos tratar también más aspectos, como el coste de oportunidad de no liderar la salida de la crisis. Queremos pedir un pleno porque no puede ser que llevemos tantos meses de parálisis y no haya control al Govern". El problema es que, hasta que no sea investido un 'president', no se pueden crear las comisiones parlamentarias que se tienen que encargar de tramitar las proposiciones de ley.

Granados, que este martes ya presentó una iniciativa para que Aigües Ter Llobregat (ATLL) vuelva a ser pública, confía en que el próximo martes se pueda debatir su propuesta de pleno extraordinario en la Mesa y la junta de portavoces del Parlament. Para que se pueda convocar el pleno tienen que pedirlo, al menos, dos grupos de la Cámara. El reglamento parlamentario contempla que en un pleno extraordinario cada grupo pueda presentar hasta 10 propuestas.

PENDIENTES DE LA CUP

Tanto el PSC como Sí que es Pot confían en que la CUP se sume a esta iniciativa ya que, como señala Coscubiela, la "situación es insostenible" en el terreno social y político siete semanas después de las elecciones. "Es urgente, vital y sería injustificable llegar a Navidad sin haber hecho un debate sobre las mínimas medidas que son imprescindibles", sentencia el líder de Sí que es Pot.

Su partido y el PSC, que ya presentaron conjuntamente un trámite de urgencia para que se tramitara la ILP sobre la renta garantizada de ciudadanía, anhelan que este pleno extraordinario permitiera aprobarla antes de final de año y que entrara en vigor en enero del 2016. Aunque, reglamento en mano, como no hay comisiones constituidas la Mesa podría bloquearla, confían en que se desencalle al tratarse de un tema tan sensible y cuya tramitación estaba tan adelantada.