ERC intercede entre CDC y la CUP

Los republicanos tratan de sacudirse el estigma de no estar colaborando en el pacto JxSí-CUP

Homs afirma que irá al Congreso con ánimo de "dialogar, negociar y pactar"

Oriol Junqueras, Artur Mas y Antonio Baños tras el pleno del Parlament del pasado día 10.

Oriol Junqueras, Artur Mas y Antonio Baños tras el pleno del Parlament del pasado día 10. / JULIO CARBÓ

4
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

"¿Qué palomitas ni qué ocho cuartos?" Así responde un alto cargo de ERC a la sugerencia de que los republicanos asisten, con una bolsa estos granos de maíz tostados hasta la explosión en las manos, a la pelea entre CDC y la CUP. Desenfunda el móvil y pide unos datos vía WhatsApp. Estos llegan: "para que te hagas una idea, entre el 2 y el 16 de octubre Marta Rovira ha realizado 19 reuniones preparatorias -contactos políticos, con expertos, con la sociedad civil y con líderes del partido- y 12 ejecutivas con la CUP, con CDC o con ambas fuerzas. "No estamos tras la barrera, somos los intermediarios", sentencia esta voz.  

¿Y cuál es la situación ahora mismo? "Somos el único partido que defiende que Mas debe ser investido ya 'president' "suelta otro líder republicano consultado. La teoría de ERC es que que la unidad entre Mas y CDC se ha roto y que, mientras el jefe del Ejecutivo en funciones trata de alcanzar un acuerdo, los dirigentes del partido han decidido ya ir a nuevas elecciones en el mes de marzo. Las declaraciones de estos últimos días son entendidas en la sede republicana de la calle de Calàbria como un intento de dinamitar puentes para un acuerdo, aunque hay quien, más generoso con el socio de coalición, sostiene de que se trata de la ya manida presión a la CUP, eso sí, de muchos pascales, por usar las unidades físicas. 

Sin ir más lejos, lo aseverado ayer por el candidato de CDC, ahora bajo el epígrafe de Democràcia i LlibertatFrancesc Homs. En una entrevista en la cadena SER, el 'exconseller' de Presidència explicó que piensa acudir a Madrid con ánimo de "dialogar, negociar y pactar", tras constatar que el independentismo no tiene fuerza "suficiente" para "culminar" unilateralmente el proceso independentista iniciado: Y es que Homs está convencido de que a partir de las elecciones del 20 de diciembre en España "se va a abrir un período distinto". Convergència, Madrid, negociación. Tres palabras que juntas son interpretadas en ERC como la siempre esperada vuelta atrás. Y que en la CUP causaron un enfado monumental y que atribuyeron aún a la reacción post-investidura y al doble 'no'.

CRÍTICAS A LA CUP

Los republicanos no ahorran tampoco críticas a la CUP. "En el debate de investidura quedó patente que lo del qué, cómo y cuando" era el relleno de lo que, realmente, ocupa y preocupa a los anticapitalistas: el quién. O lo que es lo mismo, la cabeza de Mas. Los republicanos lamentan que la "abstención reflexiva" que se había pactado con la CUP, para la segunda votación, se fuera al traste por culpa de una filtración a los medios -que ellos atribuyen a un alto cargo de CDC-  y se tornara en el ya conocido "no tranquilo".

Francesc Homs

Candidato de democràcia i llibertat 

En Catalunya el independentismo tiene una fuerza muy importante, pero no suficiente para impone unilateralmente sus posiciones

Según fuentes republicanas, la CUP, en la mesa de negociación, ha llegado a aceptar rebajas en el plan de choque social que se negociaba con Junts pel Sí si iba acompañada de la cabeza de Mas. Por todo ello, la sensación de alarma en ERC es notable. El peligro de que no se alcance el pacto es real, lo que significaría "la muerte del proceso hacia la independencia".

Si ese fuera el escenario, y las elecciones la consecuencia directa, ERC iría a ellas enarbolando la bandera del independentismo. "Dos millones de personas nos obligan" señala una voz. ¿Se ven fuertes? la respuesta es sí, aunque enfocados esos comicios de marzo como unas "plebiscitarias sobre la figura de Mas" la pugna sería enconada entre republicanos y convergentes. Tanto que Esquerra ya teme una nueva ofensiva de lista única, sobre todo si el novato Gabriel Rufián bate al veterano Francesc Homs el 20-D. Pero con una gran diferencia, respecto a julio: ahora no existe la amenaza de no convocar elecciones.

PRESUNTO TACTICISMO

Valga decir que la visión sobre ERC de la CUP y de CDC no es tan beatifica. Los anticapitalistas son los que acusan a los republicanos de inacción y los convergentes de no sumarse con toda la artillería al cerco del partido asambleario. Todo ello, coinciden unos y otros por primera vez en semanas, por motivos tácticos y electoralistas

Julià de Jòdar

DIPUTADO DE LA CUP

Convergència quiere gestionar el proceso parloteando mucho, pero concretando poco"

Noticias relacionadas

Varias fuentes de ambas trincheras, las de Junts pel Sí (CDC y ERC tienen cada una la suya) y la de la CUP, coinciden en que las negociaciones están ahora mismo en barbecho. hay quien sostiene que a Mas le gusta jugar con el control del tiempo y el calendario. En los pasillos de Calàbria corre una descripción histórica de como se sienten en esta negociación entre Junts pel Sí y la CUP: "Como en el 31, estamos entre la Lliga Regionalista y la FAI". Quizá porque en ese año, la Lliga cedió la hegemonía a los republicanos.

El TC prevé anular la resolución antes del 20-D

El Tribunal Constitucional ha puesto toda la carne en el asador y está trabajando para dictar sentencia sobre la declaración independentista acordada por el Parlament antes de las próximas elecciones generales, según fuentes jurídicas. Un grupo de letrados del alto tribunal trabajan ya en el examen del recurso presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy contra esta resolución y están a la espera de recibir las alegaciones de la Cámara catalana cuyo plazo vence la próxima semana.