Ir a contenido

El PP muestra su respaldo a Quiroga, después de la polémica por la moción que incluía a Bildu

La líder de los poopulares vascos no acude hoy al Parlamento pero la dirección del partido conservador niega que haya presentado su dimisión

PATRICIA MARTÍN / MADRID

El vicesecretario del PP y dirigente del PP vasco Javier Maroto ha subrayado este jueves que la dirección nacional del partido "respalda" y considera "un acierto" la "hábil y rápida" reacción que tuvo la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, a la hora de retirar el miércoles una moción sobre convivencia que agradó a Bildu porque no pedía la "condena" expresa del terrorismo de ETA.

Maroto ha salido así en defensa de Quiroga, después de que unas declaraciones este miércoles del ministro de Sanidad y presidente del PP alavés, Alfonso Alonso, diesen a entender que la dirección del PP desautorizaba a la líder del PP vasco. Justo después de que Alonso, con quien Quiroga mantuvo hace meses un enfrentamiento, pidiese que su partido exigiese la "condena" del terrorismo y de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo emitiese una queja, Quiroga retiró la moción, lo que se interpretó como que la presidenta del PP vasco cedía a las presiones de la dirección nacional.

Tras este paso, Quiroga no ha acudido este jueves al Parlamento vasco, según sus colaboradores, porque está "indispuesta", pero su ausencia ha levantado todo tipo de especulaciones acerca de si la dirigente conservadora está pensando dimitir tras ser desautorizada por la dirección nacional.

DIMISIÓN DESMENTIDA

Fuentes de la cúpula del PP han desmentido esta interpretación y señalan que Quiroga no ha presentado a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, su dimisión. Asimismo aseguran que en Madrid no se está intentando convencer a su presidenta vasca de que no dimita, en un gesto que podría pasar factura al PP en las elecciones generales.

Maroto ha querido ser claro, en rueda de prensa, a la hora de demostrar su apoyo a la moción del PP vasco, que pide la "deslegitimación" de ETA, lo que en su opinión significa lo que siempre ha defendido el partido conservador, que se "condene y se repudie" a la banda terrorista. Sin embargo, según su interpretación, Bildu ha elegido una parte del texto que no habla de desligitimar para "blanquearse" y "sacar pecho", de ahí que sea un "acierto" que Quiroga retirara la moción.