Ir a contenido

Sí que es Pot se revuelve contra JxSí en busca del votante de ERC

Herrera: «Si eres de izquierdas, no plantes cara al PP votando al nuevo Pujol»

JOSE RICO / MONTCADA I REIXAC

En 1980, tras las elecciones que supusieron la recuperación del Parlament, ERC eligió hacer president a Jordi Pujol pese a que podía forjar una mayoría alternativa con el resto de la izquierda. El coordinador de ICV, Joan Herrera, recordó ayer este episodio para alertar a los votantes de Esquerra de que si este domingo escogen la papeleta de Junts pel Sí harán que se repita la historia 35 años después: un partido de izquierdas contribuirá a sostener en la Generalitat a un president de derechas. Con esta advertencia, Catalunya Sí que es Pot reorientaba la estrategia de campaña, hasta ahora muy dirigida a pescar en el río revuelto del PSC, y situar ahora en su diana al electorado republicano que frunce el ceño con la idea de investir otra vez a Mas.

Desafiando la correlación de fuerzas que dibujan las encuestas, el candidato de la coalición, Lluís Rabell, lleva días postulándose para encabezar un Govern progresista. La oferta incluye al PSC, a la CUP y, sobre todo, a los diputados que ERC obtenga en las urnas dentro de Junts pel Sí. Para intentar erosionar por la izquierda a la candidatura de Mas y Oriol Junqueras que lidera Raül Romeva, Herrera previno a los electores de ERC de que estarán apoyando a una derecha «camuflada» si votan a Junts pel Sí, y les invitó a elegir la papeleta de Catalunya Sí que es Pot para preservar sus principios ideológicos.

«Si tus valores son de izquierdas y crees en lo público, no le plantes cara al PP invistiendo un president de derechas. Si eres de izquierdas y te da asco la corrupción, no plantes cara al PP votando a aquellos que son conniventes con la corrupción. No le des la mayoría al nuevo Pujol», reclamó Herrera en un mitin en Montcada i Reixac, ciudad gobernada desde junio, precisamente, por una alianza entre ICV, ERC y Cercle de Montcada, marca de Podemos.

ÓRDAGO A ROMEVA / La amistad de antaño entre Herrera y Romeva ha pasado a mejor vida y el líder ecosocialista retó a su excompañero de partido a enfrentarse con él en un cara a cara sobre corrupción, el flanco en el que el número uno de Junts pel Sí ha mostrado mayor incomodidad en los debates al compartir candidatura con una Convergència salpicada por varios escándalos.

Al invocar los primeros comicios autonómicos, el coordinador ecosocialista buscaba asimismo reivindicar la herencia del PSUC, que entonces optó por la oposición mientras ERC apuntalaba a Pujol, y así defenderse del principal reproche que recibe ICV por parte del independentismo: haber traicionado los valores de su histórica marca con su alianza con una fuerza de matriz estatal, Podemos, y por sus titubeos en el debate independentista.

0 Comentarios
cargando