El presidente del BBVA afirma que el proyecto secesionista va contra Catalunya y España

Falta información concreta y real de los resultados económicos del planteamiento independentista, según Francisco González

Se lee en minutos

El presidente del BBVA, Francisco González, cree que la propuesta secesionista catalana "no beneficia a nadie" y "va en contra de Catalunya, de España y del proyecto europeo". El máximo ejecutivo del BBVA defiende que hay espacio para el entendimiento, pero "tiene que ser --afirma-- sobre la base de propuestas coherentes con el marco legal".

Francisco González, que ha participado en Singapur en la reunión anual del Comité Asesor Internacional de la Autoridad Monetaria de ese país, del que forma parte, reconoce en una entrevista con Efe que la incertidumbre electoral puede provocar tensiones.

"En economía --señala--, las expectativas, la certidumbre, la seguridad jurídica son esenciales, y hoy en España se plantean cosas que van en sentido contrario". En su opinión, en el proceso electoral en Catalunya "el debate tiene una enorme carga emocional y creo que falta mucha más información concreta y real de las consecuencias económicas de lo que se está planteando".

MANIFIESTO DE LAS PATRONALES BANCARIAS

Algunas de esas consecuencias han sido ya puestas de manifiesto por las patronales bancarias en un comunicado, difundido el viernes, en el que alertaron de una posible "exclusión financiera" si Catalunya se independiza.

Para la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), la salida de Catalunya de España y de la zona euro provocaría graves problemas de inseguridad jurídica que obligarían a las entidades bancarias con presencia en esa comunidad a "reconsiderar su estrategia de implantación, con el riesgo de una posible reducción de la oferta bancaria, además de un encarecimiento y escasez del crédito".

Noticias relacionadas

Según Francisco González, estas "son cuestiones muy serias y reales" y señala que la preocupación prioritaria de los políticos debería ser mantener el crecimiento e intensificar la creación de empleo. "Si España sigue con su proceso de reformas, tiene una enorme oportunidad de seguir creciendo, creando empleo y mejorando su posición competitiva internacional", opina.

"El desempeño de España durante los últimos años ha sido ejemplar. Pasar de una recesión profunda a crecer por encima del 3% es un claro ejemplo de éxito y así lo reconocen hoy por todo el mundo", subraya González.