24 sep 2020

Ir a contenido

VIAJE OFICIAL A ESTADOS UNIDOS

Obama defiende ante el Rey una España "fuerte y unida"

Felipe visita la Casa Blanca por primera vez desde que ascendió al trono

El presidente de EEUU espera visitarla Península antes de cerrar su mandato

RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

El rey Felipe y Obama, en el Despacho Oval. / EFE / VÍDEO: ACN

El rey Felipe regresó este martes a Washington, una ciudad que es parte de su memoria sentimental, donde estudió Relaciones Internacionales y donde empezó a desarrollar una visión del mundo que mira a América como referencia y espacio de proyección de su reinado. Era su primera visita oficial como monarca a Estados Unidos y, tras rendir tributo a George Washington en Mount Vernon, se reunió con Barack Obama durante casi una hora en el Despacho Oval. Obama resaltó la buena sintonía que preside las relaciones bilaterales y afirmó que el mundo necesita una España "fuerte y unida".

No respondió el mandatario estadounidense a la pregunta de si se habló de Catalunya durante la conversación, una pregunta que le lanzó al vuelo un periodista tras finalizar los parlamentos de ambos jefes de Estado. "Gracias", se limitó a decir. Pero sí hubo unas palabras que se podrían interpretar como una referencia al desafío planteado por el independentismo catalán. "En materia de política exterior, estamos profundamente comprometidos para mantener la relación con una España fuerte y unida, su presencia no solo es importante para Europa, sino también para EEUU y el mundo", dijo Obama. El estadounidense es el tercer mandatario internacional, tras Angela Merkel y David Cameron, que se pronuncia sobre la cuestión en las últimas semanas.

VISITA

Obama aseguró que intentará visitar España antes de que acabe su mandato, una de las grandes frustraciones de la diplomacia española, que no ha logrado que la península aparezca en sus giras europeas. "No hay país que disfrute más para una visita, un sentimiento que creo que comparten los estadounidenses. Sentimos una gran afinidad hacia España", señaló al respecto.

Para el director del Real Instituto Elcano, el historiador Charles Powell, la ausencia de España en los itinerarios de Obama tiene más que ver con las prioridades de su presidencia que con el desencuentro que generó la retirada de las tropas de Irak durante el mandato de Zapatero o la más reciente pérdida de la influencia diplomática española en el mundo. "Es un presidente que no ha cultivado con especial entusiasmo la relación con Europa", apunta Powell antes de añadir que la política exterior ha tratado de bascular hacia el Pacífico asiático pese a que no ha podido desligarse de Oriente Próximo.

La de este martes fue la segunda reunión entre Obama y el Rey tras la conversación que mantuvieron durante la pasada Asamblea General de Naciones Unidas. Felipe, que empezó hablando en inglés, resaltó la "admiración y respeto" que siente hacia EEUU y los valores compartidos entre ambas naciones, como "la libertad" o "los derechos humanos". El Monarca sostuvo que las relaciones comerciales entre los dos países "nunca habían sido tan florecientes". Durante la reunión se abordaron otros asuntos como la crisis de los refugiados o la cooperación militar contra el yihadismo.

INTENSA AGENDA

La visita de Felipe y Letizia a Estados Unidos está marcada por una intensa agenda en la que se abordarán las relaciones bilaterales desde el punto de vista político, económico y cultural. Tras la visita a la Casa Blanca, el Monarca tenía previsto reunirse este martes con los influyentes miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, uno de los foros donde se cocina la política exterior. El miércoles desayunarán con empresarios antes de debatir en el Wilson Center los retos conjuntos que enfrentan Europa y EEUU, conversar con científicos españoles y cenar en Georgetown.

Los Reyes pasarán los últimos dos días en Florida, donde entre otras cosas celebrarán los 450 años de San Agustín, el primer asentamiento europeo en EEUU, fundado por el almirante Pedro Menéndez de Avilés.