Sí que es Pot propone "decidirlo todo" en un referéndum pactado

El programa aboga por negociar con el Estado una consulta de autodeterminación

Rabell subraya que es imposible disociar las reivindicaciones nacionales y sociales

Lluís Rabell interviene en el acto de presentación del programa electoral de Catalunya Sí que es Pot, ayer, en Barcelona.

Lluís Rabell interviene en el acto de presentación del programa electoral de Catalunya Sí que es Pot, ayer, en Barcelona. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos
LAURA PUIG
BARCELONA

Catalunya Sí que es Pot pretende impulsar un referéndum sobre el futuro político de Catalunya en el caso de que gane las elecciones del 27 de septiembre. Pero el encaje territorial no es la única cuestión que quiere consultar a la ciudadanía. La intención es mucho más ambiciosa: la soberanía debe servir para «decidirlo todo», según explicó el cabeza de lista de la candidatura, Lluís Rabell, durante la presentación de su programa electoral, del que EL PERIÓDICO ya avanzó ayer algunas de las medidas más destacadas en materia económica y social, y que deberá ser refrendado el próximo día 5 de septiembre en una sesión de trabajo en la que aún podrán introducirse enmiendas y precisiones.

El objetivo de Sí que es Pot es superar el actual modelo político para «definir un nuevo modelo de país más libre» y que se reconozca a Catalunya como «sujeto político soberano», afirmó Núria Lozano, que ocupa el puesto número 17 de la lista por Barcelona. Y para hacerlo, buscarán negociar con el conjunto de fuerzas políticas del Estado la celebración de un referéndum de autodeterminación «con todas las garantías» al tiempo que alentarán la participación social para recoger las aportaciones de los ciudadanos sobre el modelo económico, social, ecológico y sobre las relaciones con el Estado para impulsar un proceso constituyente.

LA «ALTERNATIVA REAL» /Rabell subrayó que quieren «empoderar» a los catalanes para «decidirlo todo», pero advirtió de que no se pueden desvincular las reivindicaciones nacionales de las sociales. En este punto, criticó a Junts pel Sí y su programa para formar un gobierno «instrumental y misterioso» enfocado únicamente a la consecución de la independencia. «Una Catalunya maltratada por políticas antisociales difícilmente podría luchar por libertades democráticas», aseguró el exlíder vecinal antes de erigirse como la «alternativa real» a la reedición de un «proyecto neoliberal liderado por Convergència».

Asimismo, cargó contra Artur Mas por «esconderse» tras la lista unitaria soberanista. Algo que hace, añadió, «porque sabe que si se presenta a cara descubierta va a perder». Y recordó que en su primer mandato tuvo el apoyo del PP y que en el Congreso de los Diputados, su partido ha brindado respaldo a medidas como la reforma laboral.

Noticias relacionadas

IMPULSO Y MOVILIZACIÓN / La candidatura en la que confluyen ICV, EUiA y Podem presentó el programa con el que concurrirá al 27-S en el parque del centro cívico La Sedeta, en un acto en el que intervinieron algunos de los integrantes de la candidatura. El candidato a presidir la Generalitat -una aspiración que fue muy subrayada por el resto de participantes en el acto, en contraposición con el papel del cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, que cederá esta prerrogativa a Mas-, explicó que la lista de 100 propuestas que integran el programa pretende abordar «el grueso de los problemas de esta sociedad» y procede de un «impulso y movilización larga y sostenida a través de las huelgas generales, las mareas, las luchas vecinales y las manifestaciones juveniles». «Venimos de lejos y miramos más lejos todavía», resumió Rabell.

Consciente de los resultados a la baja que los sondeos auguran a su lista, Rabell llamó al voto para sacar adelante su proyecto de cambio. «Las grandes conquistas democráticas solo son posibles con la movilización», sentenció.